Trump no padece xenofobia, sino aporofobia. ¿Qué significa esto?

El discurso del mandatario está dirigido a un tipo de inmigrante
Trump no padece xenofobia, sino aporofobia. ¿Qué significa esto?
El presidente Trump implementa políticas migratorias que afectan a los más pobres.
Foto: MANDEL NGAN / AFP/Getty Images

El presidente Donald Trump ha dicho en varias ocasiones que no rechaza a los inmigrantes, a los extranjeros, quizá tiene razón y ha sido acusado falsamente de xenofobia.

Sin embargo, la catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia, Adela Cortina, escribió recientemente un libro donde marca una diferencia clara entre rechazar a los extranjeros y rechazar a los extranjeros por ser pobres, lo cual es llamado aporofobia. Establece que, por ejemplo, el presidente Trump no es lo primero, sino de lo segundo.

“Trump ganó las elecciones con un discurso ‘aporófobo’ no xenófobo. No atacaba a los extranjeros en general sino a los mexicanos pobres”, contó la autora de Aporofobia, el rechazo al pobre. Un desafío para la democracia’(Editorial Paidós) a Europa Press. “Lo mismo que Marien Le Pen (excandidata a la presidencia de Francia), que hablaba de refugiados e inmigrantes, un claro ejemplo de ‘aporofobia’ porque no creo que Francia vaya a restringir el turismo”.

La explicación de la autora toma sentido con las políticas impulsadas por el presidente Trump desde que arribó al mandato: todas dirigidas a golpear a los más vulnerados, como endurecer las peticiones de asilo y, la más reciente, la regla de “carga pública”, la cual castigará a aquellos inmigrantes que utilicen ayudas sociales y a quienes se les negará la Residencia Permanente o la extensión de permanencia en los Estados Unidos, así como su entrada en el caso de visas de visitantes.

La autoria indica que el mundo actualmente padece una oleada de aporofobia, ya que en la mayoría de los países los turistas son bienvenidos, entonces no hay xenofobia, pero los inmigranres pobres –refugiados y asilados– son rechazados, lo que significa que hay aporofobia.

“Parece que molestan los refugiados e inmigrantes”, expresó la autora. Ese discurso, apuntó, “desgraciadamente” ha sido utilizado por algunos políticos como Trump o Le Pen para conseguir votos.

Dale click a la estrella de Google News y síguenos