Medida propone eliminar suspensiones escolares en todo California

La propuesta de ley busca disminuir la deserción escolar entre los alumnos del Estado Dorado
Medida propone eliminar suspensiones escolares en todo California
La vicepresidenta de la Junta de Educacion del LAUSD Jackie Goldberg junto a estudiantes en apoyo de la SB 419. (Suministrada)
Foto: La Opinión

Para Jeff Fajardo, padre de un estudiante del octavo grado, la idea de que algún estudiante le falte el respeto a su maestro o al personal de la escuela sin que existan repercusiones no está bien.

“Estoy de acuerdo que [un alumno] sea suspendido [después] de investigar las circunstancias que llevaron a esos actos”, dijo Fajardo. “Los estudiantes tienen que entender que por cada acto hay
consecuencias”.

Esta opinión llega ya que, este tipo de sanción podría quedar en el pasado luego de presentarse una propuesta de ley cuyo objetivo es prohibir las suspensiones a estudiantes que deliberadamente desafían a las autoridades del centro educativo.

La ley actual de California permite que un alumno sea suspendido o expulsado de la escuela si el superintendente del distrito escolar o el director de la escuela determina que el estudiante cometió un acto específico —como interrumpir las actividades escolares o desafiar intencionalmente a supervisores, maestros, administradores, funcionarios escolares u otro personal escolar involucrado con el colegio.

La ley actual prohíbe suspender a los estudiantes que cursen desde el kínder hasta el tercer grado.

El proyecto de ley SB 419—aprobado por el Senado y que hoy espera del voto de la Asamblea— prohibiría la suspensión de un alumno, inscrito en un distrito escolar o escuela chárter en los grados 4 a 8 por interrumpir las actividades escolares o desafiar deliberadamente a la autoridad del personal escolar.

También incluirá estudiantes de noveno a doceavo grado hasta enero de 2025.

La senadora estatal Nancy Skinner, demócrata de Berkeley y autora de la SB 419, dijo en un comunicado que su propuesta busca mantener a los niños en la escuela eliminando la suspensión por una falta de bajo nivel conocidas como “desafío deliberado”.

Esta categoría puede otorgarse tras un delito menor, como negarse a quitarse una gorra, audífonos o no completar el trabajo escolar.

“La SB 419 pone las necesidades de los niños primero”, dijo la senadora Skinner. “En lugar de echarlos de la escuela, debemos descubrir qué les está causando actuar de esa forma y ayudarlos a solucionarlo”.

Hay excepciones

No obstante, los estudiantes problemáticos sí podrían ser expulsados por amenazar con violencia, llevar un arma o drogas al campus o dañar la propiedad escolar.

Fajardo, padre del menor de octavo grado, dijo que dependiendo de las circunstancias debe darse un castigo pero para él la mejor solución la tienen los padres de familia.

“La escuela te instruye educación pero el respeto lo tienes que aprender en el hogar”, indicó.

Bajo la SB 419, los maestros retendrían el derecho de retirar a los estudiantes disruptivos del aula; el proyecto de ley solo evitaría la suspensión total o la eliminación de un estudiante de la escuela por delitos menores.

Jeff Fajardo junto a su hijo Joshua Fajardo, quien cursa el octavo grado en la escuela Virgil Middle School. (Suministrada)

LAUSD apoya la medida

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) apoyó la SB 419 desde el primer momento mediante una resolución aprobada por la Junta de Educación de Los Ángeles a principios de julio.

La resolución, copatrocinada por la vicepresidenta de la Junta, Jackie Goldberg, y los miembros de la Junta, Mónica García, Nick Melvoin y Kelly Gonez, cita evidencia de éxito en la prohibición de la práctica.

Esto, desde que el LAUSD promulgó su propia prohibición en 2013—incluyendo una disminución dramática en las suspensiones y días de instrucción perdidos.

“Si el distrito escolar más grande del estado, con más de 600,000 estudiantes, puede poner fin a las suspensiones por rebeldía e interrupción deliberadas, también puede hacerlo California”, dijo Goldberg en un comunicado.

“Ciertos estudiantes, aquellos con discapacidades, jóvenes en cuidado de crianza, afroamericanos, latinos, LGBTQ, son los más propensos a ser atacados con esta vaga categoría de suspensiones”.

Agregó que la aprobación de la SB 419 protegerá los derechos educativos de los jóvenes más vulnerables.

“Los resultados positivos que hemos visto, como resultado de prohibir la suspensión deliberada y las suspensiones disruptivas dejan en claro: California debe poner fin a esta práctica nociva y mantener a los estudiantes en la escuela y en camino a graduarse”.

Para no dejar la escuela

La SB 419 también está diseñada para ayudar a reducir las tasas de deserción en
California.

Un estudio de la Universidad Johns Hopkins, Sent Home and Put Off-Track en 2012, reveló que “ser suspendido incluso una vez en noveno grado está asociado con un aumento de dos veces en el riesgo de dejar la escuela”.

La senadora Skinner dijo que las suspensiones no son una fórmula para el éxito de los estudiantes.

“Los niños pierden valioso tiempo de instrucción, lo que los hace retrasarse en sus estudios. Esos mismos estudiantes también tienen más probabilidades de abandonar las aulas”, explicó.

“Poner fin a las suspensiones deliberadas de desafío mantendrá a los niños en la escuela donde pertenecen y donde los maestros y consejeros pueden ayudarlos a prosperar”..