El platillo más popular de Jalisco, las inigualables tortas ahogadas

Espectacular receta tortas ahogada caseras, popular antojito mexicano perfecto para desayunar, almorzar y el mejor remedio para sobrevivir a un día de resaca
El platillo más popular de Jalisco, las inigualables tortas ahogadas
Las tortas ahogadas forman parte de los platillos típicos de las celebraciones patrias, en toda la República Mexicana.
Foto: Shutterstock

La torta ahogada es uno de los platillos típicos más representativos de Jalisco, en México. Su consumo forma parte de la tradiciones de Guadalajara y se encuentran den puestos de la calle, fondas, restaurantes y hogares.

Lo peculiar de este exquisito platillo es que esta elaborado con un pan local llamado birote, es un tipo de pan con una consistencia más densa que el bolillo, es más crujiente y firme, se parte en mitades y va relleno de carnitas al estilo Jalisco y lo más sorprendente es que se sumerge en una salsa picante de chile de árbol de Yahualica, este tipo de chile proviene de la región de los Altos Jalisco y se le agregan tomates y condimentos como ajo y especias., se acompañan con cebollas desflemadas

En la actualidad existen diferentes versiones de las tradicionales y exquisitas tortas ahogadas, es una preparación que ha ido evolucionando y según la región encontramos su inmensa versatilidad; pueden variar en tamaño, rellenos y guarniciones, por supuesto lo que nunca puede faltar es su baño en salsa caliente.

No te quedes con el antojo y prepara esta suculenta y original receta mexicana en casa.

Receta de tortas ahogadas caseras

Ingredientes:

Para la salsa de chiles:

  • 5 tomates rojos, maduros
  • 10 piezas de chile de árbol seco
  • 1 cebolla blanca
  • 3 dientes de ajo
  • 2 hojitas de laurel
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharadita de comino
  • 3 piezas de clavos de olor
  • 1 litro de agua
  • 1 taza de caldo de verduras
  • Sal de grano al gusto
  • Aceite vegetal al gusto

Para las tortitas:

  • 6-8 birotes (en caso que no los encuentres puedes usar bolillos sin problema)
  • 1/2 kilo de carne de puerco (previamente cocida y desmenuzada)
  • 2 cebollas blancas fileteadas
  • 5 limones
  • 1 cucharada de orégano
  • Aceite de oliva extra virgen al gusto
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Para la salsa de chile de árbol: En una olla mediana agrega el agua y lleva a ebullición, posteriormente agrega los tomates partidos en 4 piezas, la cebolla y los dientes de ajo. Permite que se ablanden durante 5-7 minutos.
  2. En el vaso de la licuadora agrega los ingredientes previamente hervidos con el caldo de verdura y licúa perfectamente hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. En un olla a fuego medio agrega un toque de aceite vegetal y vierte la salsa, sofríe por un par de minutos y agrega los condimentos, el laurel, orégano, comino y clavos de olor, sazona con sal y pimienta al gusto. Cocina por 5-10 minutos hasta que quede espesa y con una buena consistencia.
  4. Para las cebollas desflemadas: En un bowl mediano exprime el jugo de los limones (sin semillas), agrega las cebollas fileteadas, el orégano, sal de grano y un toque de aceite de oliva extra virgen. Mezcla perfectamente y permite que el limón haga efecto por 15 minutos.
  5. Parte los birotes o bolillos por la mitad, rellena con la carne de puerco previamente cocida y desmenuzada. Sirve en un palto hondo y cubre con la salsa. Acompaña con las cebollas desflemadas.
  6. ¡Disfruta! y olvídate de los cubiertos, parte de la costumbre es comerlas con las manos.