EEUU y Honduras podrían llegar a un acuerdo migratorio

Buscan frenar el flujo de inmigrantes de Nicaragua y Cuba que pasan por Centroamérica
EEUU y Honduras podrían llegar a un acuerdo migratorio
Miembros de una de las caravanas migrantes con la bandera de Honduras.
Foto: (Archivo / EFE)

Este jueves, representantes del Gobierno de Honduras viajaron a la capital estadounidense, Washington DC, para reunirse con sus homólogos de este país y abordar las maneras en que podrían controlar el flujo de migrantes hacia la frontera entre México y Estados Unidos. 

Entre los funcionarios hondureños se encuentra el canciller Lisandro Rosales, quien se reuniría con miembros del Departamento de Seguridad Nacional. De acuerdo con Univision Noticias, ambos países estarían analizando tres acuerdos en materia migratoria. 

Trasciende que uno de los temas abordados en dicha reunión sería trabajar para reducir el tránsito de migrantes originarios de Nicaragua y Cuba, que pasan por territorio hondureño como parte de su camino que continúa por Guatemala y México, para finalmente llegar a la frontera sur de Estados Unidos con la intención de solicitar asilo.  Este sería el acuerdo “Tercer país seguro”.

Esta reunión llega solo horas después de que la Corte Suprema respaldara al Gobierno de Trump en su intención de dificultar el proceso de asilo para las personas provenientes de Centroamérica, principalmente. Lo cual ha causado malestar entre diversas organizaciones proinmigrantes. 

“El presidente (Donald Trump) ha dejado claro que su objetivo es asegurarse de que las historias de los solicitantes de asilo nunca lleguen a los tribunales de Estados Unidos para ser evaluadas y juzgadas. Ahora el tribunal más alto del país está avanzando ese objetivo. Evitar que las personas accedan al sistema de justicia de Estados Unidos es peligroso para la rama judicial de la democracia más antigua del mundo”, comentó la directora adjunta de America’s Voice, Pili Tobar.

Los funcionarios estadounidenses y hondureños también hablarían de trabajar en la generación de un sistema dedicado a compartir datos biométricos, además de fortalecer la política fronteriza con el apoyo de agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU.