Ser VIH positivo o tener SIDA ya no es una condena de muerte

Los latinos constituyen alrededor del 18% de la población en los Estados Unidos, pero en  2017, representaron el 26% (9908 en número) de los nuevos diagnósticos con VIH
Ser VIH positivo o tener SIDA ya no es una condena de muerte
VIH, sida, aún se extiende entre los latinos
Foto: La Opinion

¿Qué tanto ha escuchado usted últimamente sobre el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) o sida (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida)? ¿Conoce o tiene amigos que tienen personas cercanas a ellos que han sido infectadas o afectadas por el VIH? ¿Les ha cambiado la vida? ¿Hemos hecho oídos sordos a cualquier tipo de discusión sobre el “virus”, pensando y esperando que desaparezca? ¿No queremos estar asociados con el VIH, incluso en nuestras conversaciones?

Estamos haciendo estas preguntas porque la enfermedad todavía se está extendiendo como un incendio incontrolable en Los Ángeles y en otras comunidades. 

Los latinos constituyen alrededor del 18% de la población en los Estados Unidos, pero en  2017, representaron el 26% (9908 en número) de los nuevos diagnósticos con VIH. El grupo de edad más afectado fue el de 25 a 34 años. Casi el 90% de los diagnósticos fueron de hombres. Los hombres latinos que tienen sexo con hombres (HSH) representaron el 85% de todas las infecciones de VIH entre los hombres latinos. Del 2011 al 2015, la tasa de nuevas infecciones entre las latinas disminuyó en un 13%, pero para el grupo de latinos HSH en realidad ha aumentado. Se ha estimado que 1 de cada 5 latinos del grupo HSH posiblemente sea diagnosticado con el VIH. De igual manera 1 de cada 6 latinos con VIH no saben que tiene la infección.

Los avances médicos aseguran que el VIH ya no es una sentencia de muerte.

Entre aquellos que viven con VIH, más mueren por causas relacionadas con el tabaquismo que por el VIH. Debemos recordar que el VIH no es una enfermedad que afecte sólo a los homosexuales o a los jóvenes. El 15% de las nuevas infecciones ocurre en personas de 50 años o más. Los nuevos medicamentos también aseguran que las personas que viven con el VIH pueden disminuir la cantidad de virus en su cuerpo hasta el punto de ser indetectable por las pruebas del VIH. Se ha registrado un gran progreso.

Las personas con una carga viral indetectable por al menos 6 meses no pueden propagar el VIH. Todas quienes viven con el VIH deben ser conscientes de que Indetectable = Intransmisible, o “I=I”.  Por eso, es muy importante que tomen sus medicamentos todos los días.

¿Qué es el VIH y cómo afecta al cuerpo? VIH significa Virus de Inmunodeficiencia Humana. Es el virus que puede conducir al Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o sida si no se trata a tiempo. A diferencia de otros virus, el cuerpo humano no puede deshacerse del VIH por completo, incluso con tratamiento. Ataca el sistema inmunológico del cuerpo, que es el primer frente para combatir las infecciones. Si no se trata, el VIH deja a la persona más vulnerable a otras infecciones o a algunos tipos de cáncer. Estas infecciones o cánceres se aprovechan de un sistema inmunológico muy débil. Con el tiempo, el VIH puede debilitar el sistema inmunológico. Entonces el cuerpo es incapaz de combatir infecciones y enfermedades como lo haría normalmente. Cuando la enfermedad avanza hasta este punto, entonces se le llama sida, la última etapa de la infección causada por el VIH.

¿Cómo se propaga el VIH? El VIH se transmite a través del intercambio de ciertos fluidos corporales (sangre, semen, líquidos rectales, fluidos vaginales y leche materna) de una persona que tiene el VIH en su cuerpo. La mayoría de las infecciones ocurren como resultado de comportamientos sexuales y por el uso compartido de agujas o jeringas. El VIH también puede transmitirse de la madre a su hijo durante el embarazo y el nacimiento. No se propaga en el aire, ni el agua, la saliva, el sudor, las lágrimas, los insectos, las mascotas, ni por compartir baños, comidas o bebidas. Los estudios muestran que 9 de cada 10 nuevas infecciones ocurren porque las personas ignoran que tienen el VIH y, como consecuencia, terminan infectando a otros.

¿Cómo puede saber si tiene el virus? La única manera de saberlo con seguridad es haciéndose la prueba. Saber su estado de salud es importante. Puede ayudarle a tomar decisiones saludables para prevenir contraer o propagar el VIH o para mantenerse en el mejor estado de salud posible si está infectado.

Para encontrar sitios en su comunidad donde se hacen pruebas confidenciales del VIH:

Después de hacerse la prueba, es importante averiguar el resultado. Si en su prueba sale VIH positivo, puede obtener asesoramiento y hablar con su médico sobre las opciones de su tratamiento.

¿Cómo evitar infectarse con el VIH?

  • Hágase la prueba para conocer su estado de salud
  • Hable con su médico acerca de la higiene o profilaxis previa a la exposición (PrPE), lo que asegura que está tomando diariamente una píldora para prevenir contagiarse con el VIH. Visite el sitio de internet: http://getprepla.com
  • Use los condones de manera correcta y consistente en todo momento.
  • Limite su número de parejas sexuales. Si tiene más de una, hágase la prueba cada 6 meses.
  • Asegúrese de que las agujas estén esterilizadas al usarlas, incluso para los tatuajes. 

Visite el sitio: http://getprepla.com/learn_more_pep.html

  • Si pudo haber estado expuesto al VIH, tomar medicamentos contra el VIH dentro de las primeras 72 horas disminuye las posibilidades de infectarse. Esto se conoce como higiene o profilaxis post-exposición (PPE).

Visite el sitio: http://getprepla.com/learn_more_pep.html 

¿Qué pasa si ya estamos viviendo con el VIH? 

  • Vea a su médico cada 6 meses
  • No deje de tomar su medicamento diariamente
  • Evite el consumo de alcohol y no fume
  • Mantenga un estilo de vida saludable

Con la atención médica adecuada puede evitar infectarse con el VIH. Incluso si usted ya está viviendo con el VIH, se puede controlar hasta el punto en que ya no pueda transmitir el virus.

Pero el primer paso es hacerse la prueba.

Traducido por Damaris Bernard y Maythé Ruffino.