¿Cuál es el tratamiento adecuado para combatir el VPH?

Es posible tratar el VPH con crioterapia y con LEEP, pero los resultados no son garantizados
¿Cuál es el tratamiento adecuado para combatir el VPH?
Foto: Getty Images

Abordar el Virus del Papiloma Humano (VPH) con un tratamiento efectivo es posible, solo es cuestión de elegir el que mejor se adapte a las características de tu caso. En esta ocasión nos enfocaremos en la Crioterapia y en el LEEP.

Crioterapia

La crioterapia se basa en la aplicación de una sustancia química muy fría sobre las células o malformaciones para posteriormente eliminarlas. De este modo, células nuevas y sanas comenzarían a ocupar los espacios tratados.

La crioterapia se puede realizar después de detectadas células anormales por biopsia, colposcopia o por la prueba del Papanicolau. En la mayoría de casos, la crioterapia elimina las células anormales, y el problema de origen desaparece.

Si la crioterapia no elimina todas las células anormales, puede que debas hacerte nuevamente la crioterapia, o emplear un tratamiento alternativo como la extirpación quirúrgica con asa (LEEP), o seguir haciéndote pruebas, según las indicaciones de tu médico.

Crioterapia
Foto: Pixabay

LEEP

LEEP son las siglas de Loop Electrosurgical Excision Procedure (Procedimiento de escisión electroquirúrgica en bucle), que es un tratamiento para abordar el cáncer de cuello uterino, pero que sirve también para tratar el VPH.

Cuando el especialista observa la verruga aplica un anestésico local. Entonces emplea un pequeño instrumento con un asa de alambre que transmite corriente eléctrica para suprimir las células anormales.

Para evitar sangrado se pueden cauterizar los vasos sanguíneos o emplear una sustancia conocida como “solución de Monsel”. El LEEP tarda aproximadamente un par de minutos en su aplicación.

Las células anormales son completamente eliminadas en la mayoría de aplicaciones del LEEP, pero si este no es el caso quizás debas repetir el procedimiento, seguir haciendo pruebas o probar un tratamiento distinto.

En cualquiera de los casos, recuerda que es el médico quien podrá sugerirte el mejor tratamiento, pero al acudir a tu cita, ten en consideración estas opciones para una recuperación más rápida y efectiva.