Jueza federal bloquea plan de Trump para expandir deportaciones aceleradas

La jueza federal suspendió el uso de los nuevos planes de ICE para cambiar las deportaciones aceleradas
Jueza federal bloquea plan de Trump para expandir deportaciones aceleradas
Foto: John Moore / Getty Images

Una jueza federal ha bloqueado los esfuerzos de la administración Trump para ampliar el uso de un proceso que acelera la deportación de los inmigrantes indocumentados sin la participación de los tribunales de inmigración, reporta POLITICO.

El procedimiento de “expulsión acelerada” se ha utilizado anteriormente para enviar rápidamente de regreso a México a quienes han cruzado la frontera de EEUU recientemente, con políticas que limitan su uso a las personas detenidas dentro de las 100 millas de la frontera de Estados Unidos y cuando se determina que han cruzado ilegalmente al país en las pasadas dos semanas.

Sin embargo, en julio, los funcionarios de la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) anunciaron nuevos planes para eliminar esas restricciones, permitiendo el uso del proceso de deportación acelerada para cualquier inmigrante sospechoso de estar en los Estados Unidos ilegalmente por menos de dos años.

El proceso ampliado de deportación acelerada no empezó el 1 de septiembre anunció el gobierno.
El proceso ampliado de deportación acelerada no empezó el 1 de septiembre anunció el gobierno. ICE/Getty

En un fallo de 126 páginas emitido justo antes de la medianoche del viernes, la jueza de la corte de distrito de EEUU Ketanji Brown Jackson detuvo el cambio de política, declarando que el proceso de toma de decisiones de la administración Trump que condujo al cambio parecía haber violado la ley federal. Ella dijo que la decisión parecía arbitraria y criticó a los funcionarios por no llevar a cabo una práctica formal de notificación y comentarios requerida para cambios importantes en las normas federales.

“Los actores gubernamentales que toman decisiones de política en su capacidad oficial no pueden sucumbir a caprichos o pasiones mientras hacen las reglas”, escribió la jueza Jackson, designada por el presidente Barack Obama. “Si una decisión de política que toma una agencia tiene la consecuencia suficiente de que califica como una regla de la agencia, entonces la arbitrariedad en la decisión de los contornos de esa regla, por ejemplo, la toma de decisiones por parte del tablero Ouija o tablero de dardos, piedra / papel / tijera, o incluso la bola mágica 8, simplemente no servirá”.

Los funcionarios de inmigración dijeron que la nueva política aliviaría las cargas en los asediados tribunales de inmigración y el Departamento de Justicia, además de liberar espacio para camas en los centros de detención de inmigrantes, pero Jackson dijo que no veía indicios de que los funcionarios consideraran la posible interrupción en las vidas de cientos de miles de inmigrantes indocumentados y sus familias.

“No hay una consideración evidente de las desventajas considerables de adoptar una política que, en muchos aspectos, podría afectar significativamente la vida cotidiana de las personas de muchas maneras sustanciales, tangibles y previsibles”, escribió la jueza.

Jackson también señaló en repetidas ocasiones que el presidente Donald Trump emitió una orden ejecutiva pidiendo la expansión de la expulsión acelerada hace más de dos años y medio, pero los funcionarios de inmigración no anunciaron ningún cambio hasta julio. Ella dijo que eso socavaba la noción de que no había tiempo para llevar a cabo un proceso de comentarios públicos.

Y a pesar de las amargas quejas de Trump, el Fiscal General Bill Barr y otros funcionarios, sobre los jueces federales individuales que bloquean las políticas en todo el país, Jackson hizo exactamente eso y combinó su decisión con un ataque fulminante contra la decisión de la administración.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, dijo en un comunicado: “Una vez más, un solo juez de distrito ha suspendido la aplicación de la ley federal en todo el país, eliminando a clases enteras de extranjeros ilegales de su responsabilidad legal”.

“La decisión de la corte de detener la expansión de este proceso protegerá a cientos de miles de residentes estadounidenses de larga data de ser deportados sin una audiencia en la corte y evita que el país se convierta en un régimen de ‘muéstreme sus papeles'”, dijo Trina Realmuto, de American Immigration Council, a POLITICO.

El fallo de Jackson se produjo por una demanda presentada en agosto por la American Civil Liberties Union y el American Immigration Council en nombre de los grupos de derechos de los inmigrantes Make the Road New York, LUPE y WeCount.