Gabriel Sánchez, un profesional orgulloso del legado que heredó de su comunidad

Gabriel Sánchez (l) ya lleva más de dos décadas trabajando en la política en California y a nivel nacional. (Foto suministrada)
Gabriel Sánchez (l) ya lleva más de dos décadas trabajando en la política en California y a nivel nacional. (Foto suministrada)
Foto: Cortesía de Gabriel H.

Gracias a las posiciones de influencia y liderazgo que ha tenido en sus 47 años, Gabriel “Gabe” Sánchez, director de comunicaciones de First 5 LA, ha resultado victorioso en grandes batallas, incluyendo la discriminación oculta en el trato y la comunicación con la gente.

“Cuando era niño, los adultos me preguntaban sobre mi raza o etnicidad ¿Eres hispano?”, recuerda Sánchez. “Yo no lo entendía; a mí solamente me importaba ser niño, estudiar, y ser el mejor de mi clase”.

Pero, haciendo una retrospectiva, ahora analiza las intenciones encubiertas de aquellos comentarios.

Cuando estaba en la preparatoria, una “consejera” le sugirió que se inscribiera en una escuela de tecnología comercial para ser mecánico. Su respuesta fue un no rotundo. Él quería ir al colegio.

Gabriel Sánchez dijo que quiere darle un ejemplo a su familia y profesionalmente a los jóvenes que recién comienzan su carrera. (Foto suministrada)

“Le dije, sí me gustan los carros, pero yo quiero inscribirme en clases avanzadas de historia”, expresa. “Mi meta era obtener una carrera profesional”.

Logró su cometido. Obtuvo una licenciatura en Ciencias Políticas y Estudios Chicanos en la Universidad Estatal de California, Fullerton (CSUF) y, en 2018, tomó clases Ciencias Políticas en la Universidad Suffolk de Boston, Massachussets, pero no concluyó el programa.

Sánchez afirma que su herencia hispana se remonta a principios de 1907. Su abuela materna, Frances Romero vino del norte de México con su madre y se asentaron en Merced. Allí nació su mamá, Vera.

Su abuelo materno, Guillermo Moreno, llegó a California desde Texas en los años 1930. Frank, su papá, nació en Corpus Christi.

“Mi padre conoció a mi mamá cuando estaba estacionado en la base de la Fuerza Aérea Castle en Merced”, recuerda.

Después se mudaron a El Monte; luego a Whittier, donde él creció y posteriormente se fueron a vivir a North Orange. Tenía 10 años.

Una carrera deslumbrante

Sánchez describe el significado de su herencia hispana como un orgullo de saber “que soy parte de una rica historia y una cultura a la que puedo agregar mis propias experiencias y esfuerzos”.

En 2008, formó parte del equipo de comunicaciones para la exitosa carrera de Barack Obama por la Casa Blanca, liderando el esfuerzo mediático ganado en California y ayudando en las etapas finales de la carrera para obtener los votos electorales de Colorado.

De 2003 a 2008 fue Director de Comunicaciones para el presidente de la Asamblea estatal de California, Fabián Núñez. Allí desarrolló experiencia en varias áreas de políticas públicas, incluyendo educación, educación superior, atención médica, energía y medio ambiente.

Antes de trabajar para Núñez, Gabriel trabajó dos períodos en la administración del exgobernador Gray Davis, donde supervisó las operaciones de divulgación en los medios y la comunidad de varias agencias y departamentos estatales, incluidos CalEPA, el Departamento de Recursos y la Oficina de Servicios de Emergencia del Gobernador.

Respecto a lo que ha hecho para preservar su herencia hispana indica que, a lo largo de su carrera, su herencia y experiencias han influido en sus acciones.

“Busco orientación en mi herencia sobre la mejor manera de comunicar mensajes a las personas para mi trabajo en relaciones públicas”, declara Gabriel. “A menudo, comparto historias de mi educación con colegas para ayudarnos a obtener una perspectiva y comprensión sobre el público al que intentamos ayudar”.

Gabriel Sánchez en el 2011 se convirtió en padre. (Foto suministrada)

Sánchez dice que para preservar y promover su herencia hispana siempre es él mismo y está orgulloso de quien es.

“Quiero darle un ejemplo a mi familia y profesionalmente a los jóvenes que recién comienzan su carrera”.

La experiencia con el nombre de César Chávez

En la vida, lo mejor que ha aprendido para decir que está realmente orgulloso de ser un latino, dice, le ocurrió en 1994 cuando era un universitario y marchó para celebrar el cambio de nombre de Brooklyn Avenue a Avenida César Chávez, en el Este de Los Ángeles,

“En aquella ocasión vi el orgullo y la felicidad en los demás y sentí un sentido de pertenencia y conexión con todos”, afirma. “Más tarde, como profesional, ayudé a organizar la conferencia de prensa para que el entonces gobernador Gray Davis firmara la ley que establece el Día de César Chávez en California en el año 2000.

También ha tenido que defender su herencia hispana, sobre todo cuando trabajó para el entonces presidente de la Asamblea, Fabián Núñez.

“A menudo recibía llamadas de personas enojadas y equivocadas que culpaban a los inmigrantes y a las personas de color por los problemas económicos de California”, rememora. “Fue un recordatorio constante de que algunas personas quieren culpar a otros, en lugar de poner su energía en crear soluciones y ayudar a las personas”.

La ley de los pañales

De hecho, con Gabriel Sánchez directa e indirectamente él ayudó a crear una ley de sentido común.

En 2011 se convirtió en un padre que debía quedarse en casa a cuidar a su hija. Pero al salir con la niña a tiendas para comprarle leche de fórmula y pañales se dio cuenta que no contaban con un lugar o una mesa donde él pudiera cambiar el pañal. No podía entrar con la niña al baño de hombres.

Preguntó a los gerentes de tiendas -incluso aquellas donde vendían pañales y formula para bebés-. No había respuesta., hasta que el exsenador Ricardo Lara escribió un proyecto de ley que fue rechazado en 2014 por el exgobernador Jerry Brown, pero promulgado en 2017 cuando el tema fue reintroducido por el asambleísta Ian Calderón.

“Yo lo único que hice fue preguntar”, dijo Gabriel Sánchez.

La voz de un latino fue escuchada. Y el mandato de los pañales se convirtió en ley.