Desgarradora muerte de José José muestra necesidad de planeación de cuidados para fin de vida

No es ningún secreto que los latinos evitamos hablar sobre los cuidados para fin de vida
Desgarradora muerte de José José muestra necesidad de planeación de cuidados para fin de vida
El cantante José José falleció el 28 de septiembre.
Foto: Carlos Milanés / Agencia Reforma

La muerte reciente de José Rómulo Sosa Ortiz, mejor conocido como José José, ha creado una gran confusión sobre el significado de la opción de cuidados de fin de vida llamada “hospicio”.

Aunque se desconoce aún la causa oficial de la muerte del legendario cantante mexicano y si tenía o no directiva anticipada, se sabe que el intérprete de El Triste, padecía de cáncer de páncreas y murió en un centro de cuidados paliativos de la Universidad de Miami.

Hospicio

El hospicio es un servicio que brinda atención médica compasiva al final de la vida. A diferencia del caso de José José, el hospicio casi siempre se brinda en el hogar del paciente. Sin embargo, se pueden hacer arreglos para que se brinden los cuidados paliativos en el lugar donde el paciente se sienta más cómodo, tal como en el hogar de un familiar o amigo.

Los cuidados paliativos también se brindan en centros de hospicio, centros de cuidados de enfermos, centros de vivienda asistida y hospitales. Asimismo, en centros de atención de largo plazo, como se informó en el caso de José José.

California, Colorado, Hawai, Maine, Montana, Nueva Jersey, Oregón, Vermont, Washington y Washington, D.C. , autorizan una opción adicional de cuidados para fin de vida a personas con enfermedades terminales, que se encuentran en pleno uso de sus facultades mentales y con un pronóstico de vida de seis meses o menos. Dentro de estas 10 jurisdicciones, los adultos con enfermedades terminales pueden solicitar una receta para obtener un medicamento que ponga fin a su sufrimiento de forma pacífica, cuando los servicios de hospicio y cuidados paliativos no pueden ya proporcionar alivio. Asimismo, Nueva York y aproximadamente dos docenas de otros estados adicionales, están considerando medidas de ley para que se autorice la ayuda médica para morir.

El Triste

Desafortunadamente, la muerte de José José desencadenó una batalla amarga entre sus hijos mayores, José Joel, Marysol Sosa y su media hermana, Sara Sosa – una batalla familiar que el legendario cantante probablemente jamás imaginó.

Me pregunto si el Príncipe de la Canción habló alguna vez con su esposa y con sus tres hijos sobre sus preferencias y valores personales para su fin de vida. De haber sido así, los pudo haber guiado de lo que el (José José), hubiera querido para su fin de vida.

Una cosa de la que estoy casi segura es que el intérprete de El Triste, estaría desconsolado de saber como este conflicto está destrozando su familia.

Latinos

El Día de los Muertos se acerca pronto, por lo que es un momento oportuno para hablar sobre la inevitabilidad de la muerte para todos nosotros y saber cómo prepararnos para ese momento.

No es ningún secreto que los latinos evitamos hablar sobre los cuidados para fin de vida. Irónicamente, los latinos a menudo experimentamos las tasas más altas de enfermedades que amenazan la vida, y sin embargo, somos los menos propensos a llenar formularios de directivas anticipadas o de platicar si deseamos recibir intervenciones médicas que prolonguen la vida, o vivir un proceso de muerte agonizante.

Directivas Anticipadas

Sin embargo, podemos abordar estas disparidades, completando una directiva anticipada, comunicándonos con nuestros médicos y seres queridos sobre el tema en el caso de enfermar de gravedad y no poder hablar por nosotros mismos, de si queremos mantenernos ‘vivos’ con tratamientos médicos agresivos que solo prolongan el proceso de muerte.

Una directiva anticipada es la guía o piedra angular de una planificación anticipada, que deja en claro sus preferencias para su fin de vida, si usted no puede comunicarse o tomar decisiones de tratamiento médico por si mismo. Regularmente, una directiva anticipada, incluye un testamento vital sobre qué preferencias de cuidados médicos desea usted para el fin de vida, y un poder notarial médico duradero que hablará en su nombre sobre sus preferencias de atención médica, si usted no puede hacerlo.

Opciones de Cuidados de Fin de Vida

Los médicos, enfermeras, trabajadores sociales y capellanes pueden brindarle a una persona con una enfermedad terminal, recomendaciones y opciones para un plan de atención médica. Sin embargo, solo las personas que se están muriendo y en consulta con sus seres queridos, son las que deben decidir qué tratamientos desean, si existen, y de qué forma desean vivir sus últimos momentos.

Si tiene un pronóstico médico de seis meses o menos de vida, tiene la opción de elegir un hospicio y cuidados paliativos, para maximizar la calidad de vida que le queda y rechazar la atención médica inútil, agresiva y dolorosa que sólo extenderá un proceso agonizante de muerte.

José José ya no está con nosotros. Sin embargo, espero que el circo alrededor de la tragedia familiar del ‘Payaso’, sirva para un mayor propósito y nos recuerde sobre la importancia de las directivas anticipadas al igual que las conversaciones sobre el fin de vida, para evitar una situación similar a la de nuestro Príncipe de la Canción, José José.

Patricia A. González-Portillo es ex periodista de The Brownsville [Texas] Herald, The [Riverside, CA] Press-Enterprise y La Opinión [Los Angeles]. Actualmente, es la directora nacional de Comunicaciones Latinas de Compassion & Choices.