Trump vuelve a arremeter duramente con aranceles. Ahora a Turquía por su ataque a Siria

El presidente justificó su decisión de "utilizar sanciones económicas de manera agresiva"
Trump vuelve a arremeter duramente con aranceles. Ahora a Turquía por su ataque a Siria
EEUU también suspendió "inmediatamente" sus negociaciones comerciales con Ankara.
Foto: Alex Wong/Getty Images

El presidente Donald Trump anunció este lunes la subida de los aranceles al metal turco después de que el gobierno de Recep Tayyic Erdogan atacara a las fuerzas kurdas en el norte de Siria y generara, según el mandatario estadounidense, “desestabilización” en la zona.

Estados Unidos había alcanzado un acuerdo on Turquía en mayo que supuso la reducción en un 50% de los gravámenes al acero del país. Ahora, no solo queda suspendida dicha reducción sino también las negociaciones comerciales que se estaban llevando a cabo entre Ankara y Washington.

“Los aranceles al acero se incrementarán hasta un 50%, el nivel anterior a la reducción en mayo. Estados Unidos también detendrá inmediatamente las negociaciones con respecto a un acuerdo comercial de 100,000 millones (de dólares) con Turquía”, dijo Trump en un comunicado.

El presidente también apuntó que impondrá sanciones a funcionarios actuales y anteriores del gobierno turco. La orden autorizará sanciones financieras, bloqueo de bienes y prohibición de entrada a Estados Unidos“, agregó.

 

Trump no especificó la fecha a partir de la cual entrará en vigor su disposición aunque sí aseguró que será “pronto“. La ruptura de las negociaciones comerciales sí tendrá efecto de manera “inmediata”.

El comunicado justifica la decisión de presidente señalando a Turquía por abusar “de los derechos humanos; obstruir un alto al fuego; evitar que las personas desplazadas regresen a sus hogares; repatriar a la fuerza a los refugiados o amenazar la paz, la seguridad o la estabilidad en Siria“.

La decisión de Donald Trump llega un día después de que su secretario de Defensa, Mark Esper, anunciara la retirada completa de las tropas de EEUU del norte de Siria ante la previsible expansión de los ataques turcos hacia el sur. Muchas consideraron la orden de salida de los soldados estadounidenses de la zona como una traición de Trump a las fuerzas turcas, otrora aliadas en la lucha contra el Estado Islámico.

“He sido perfectamente claro con el presidente (turco, Recep Tayyip) Erdogan: la acción de Turquía está precipitando una crisis humanitaria y está estableciendo condiciones para posibles crímenes de guerra. Turquía debe garantizar la seguridad de los civiles, incluidas las minorías religiosas y étnicas”, señaló Trump, que volvió a justificar sus decisiones en este asunto.

En este sentido, aseguró que su Gobierno “utilizará agresivamente las sanciones económicas para atacar a aquellos que permiten, facilitan y financian estos actos atroces en Siria”. “Estoy completamente preparado para destruir rápidamente la economía de Turquía si los líderes turcos continúan por este camino peligroso y destructivo”, subrayó.

Turquía quiere arrebatar a los kurdos el control de 480 kilómetros de largo y 30 kilómetros de ancho de lo que ha denominado “zona de seguridad” para sacar de allí a las Fuerzas Democráticas Sirias (FSD) y a su principal grupo, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), a la que considera una organización terrorista vinculada con la guerrilla del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK).

Con información de Efe


Trump asegura no poder “vigilar nuestra propia frontera” para justificar su decisión en Siria

Llamó “borrachos” a inmigrantes desde la Casa Blanca. Ahora arrestaron a su hijo por ebriedad

Hijo de Biden renuncia a sus negocios en China después de que Trump lo acusara de corrupción

Las escuelas públicas californianas serán las primeras en retrasar sus horarios