Baja California peleará hasta en la Suprema Corte por un gobernador

Jaime Bonilla llevó a cabo una consulta ciudadana, sin la legalidad del INE, para prolongar su mandato
Baja California peleará hasta en la Suprema Corte por un gobernador
Aseguran que hubo pacto entre Bonilla y el exgobernador.
Foto: Agencia Reforma

MEXICO.- La ciudadanía de Baja California se prepara para tiempos convulsos en la vida política. “La verdad es que no entiendo muy bien qué pasa, pero por lo pronto sería bueno que pararan los asesinatos que padecemos un día sí, y el otro también”, dijo Tamara Ramírez, una estudiante de letras oriunda de Tijuana. “Que esté un gobernador u otro, me da igual”.

El hartazgo de la sociedad tiene un trasfondo complejo que resolverá la Suprema Corte de Justicia de la Nación a partir del próximo lunes cuando los inconformes con que el gobernador electo Jaime Bonilla podrán presentar una queja de inconstitucionalidad para evitar que este se quede por cinco años en el gobierno, en lugar de dos años como se votó en las urnas.

La reforma política de 2104 determinó que para el presente periodo de gobierno en Baja California y otros estados, el mandatario estatal tendría de manera extraordinaria una duración en el poder de solo dos años, pero una vez que Bonilla se hizo de la victoria por el Partido Morena y alegó que era mucho gasto para tan poco tiempo.

Así convenció a los diputados locales de apoyarlo para ampliar su mandato. El presidente del Congreso de Baja California, Benjamín Gómez, dijo que en su caso hubo un intento de soborno por alrededor de un $1 millón de dólares, pero luego se supo que había sido él quien convocó a la votación para reformar el artículo 8 de la constitución local .

“Lo que se dice es que hubo un pacto entre el gobernador saliente (Francisco Vega) y el entrante (Bonilla)”, señaló Eduardo Huchim, miembro del Consejo General del Instituto Electoral en la Ciudad de México. “Que a cambio de que los diputados del  PAN que dominaban la legislatura local apoyaran el mandato de los cinco años se les dejó que eligieran al Auditor Superior del Estado, el que revisa las cuentas”.

Tras el escándalo, la reforma no se publicó en el verano pasado, pero la nueva legislatura, controlada por Morena, anunció que lo haría si la ciudadanía votaba mayoritariamente. Así que organizó una consulta el pasado fin de semana sin el Instituto Estatal Electoral (INE), el organismo encargado. Además, en lugar de exigir 20% de participación ciudadana, como exige la ley, aceptó resultados de menos del 5% de votantes.

Finalmente, publicó la reforma y la envió al gobernador quien anunció que la avalará el próximo viernes, en espera de las impugnaciones que puede la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la Consejería Jurídica de la Presidencia (aunque Andrés Manuel López Obrador ya dijo que no lo hará), los partidos políticos o cualquier bajacaliforniano

“No podemos avalar una consulta de esa naturaleza y respaldar la reforma porque se está dejando en duda todo el sistema jurídico”, advirtió Pamela San Martin, consejera del Instituto Nacional Electoral. “Se abre la posibilidad de hacer cualquier cosa con la Constitución que ya dice que ningún tema de carácter electoral puede ser sometido a consulta”.