Los peculiares negocios con los que los amasan sus fortunas los otros hijos de “El Chapo”

Al exlíder del cartel de Sinaloa se le atribuyen más de una docena de hijos

Los peculiares negocios con los que los amasan sus fortunas los otros hijos de “El Chapo”
Los más conocidos son los que han seguido los pasos de su padre.
Foto: Getty Images

A Joaquín Guzmán Loera, apodado El Chapo, exlíder del cartel de Sinaloa y ahora encarcelado de por vida en Estados Unidos, se le atribuyen más de una docena de hijos.

Algunos son públicamente conocidos, como Iván Archivaldo Guzmán Salazar y Ovidio Guzmán López, protagonistas la semana pasada del fallido intento de aprensión por el Gobierno mexicano en Culiacán (Sinaloa). A ellos se les atribuye haber tomado el relevo de las actividades delictivas de su padre.

Otros, en cambio, han hecho fortuna con diferentes negocios, según ha reconstruido el diario El Universal. 

Alejandrina Gisselle y Cesar Guzmán Salazar, hijos de la primera esposa de Guzmán Loera, Alejandrina Salazar Hernández, han tenido negocios inmobiliarios; de distribución de artículos escolares; de diseño de moda; y otros menos convencionales como el transporte de sangre y órganos.

Gestionaron la empresa Gissell Artículos Escolares y de Oficina, fundada por su familia materna. Y Guzmán también operó tres años un negocio inmobiliario.

Alejandrina Guzmán Salazar, hija mayor del narcotraficante, es cirujana graduada de la Universidad de Guadalajara. Fue socia de la empresa Servicios Especializados en Vacunación, que vendía medicamentos y cosméticos, recolectaba células madre y sangre, y distribuía implantes y prótesis.

Ofrecía además servicios de ambulancia terrestres, acuáticos y aéreos, usados para el transporte de materiales toxico-infecciosos y órganos para trasplantes. 

Todos esos negocios cerraron en 2012, el mismo año en el que las dos primeras esposas de El Chapo fueron puestas en la lista negra del Departamento del Tesoro estadounidense.

Alejandrina Guzmán Salazar, embarazada, intentó cruzar entonces la frontera de Estados Unidos, pero fue detenida y procesada en San Diego (California) por portar documentos falsos.

Luego de volver a México, lanzó una línea de ropa por medio de la marca “El Chapo.701, el número hace referencia al puesto que su padre ocupó una vez en la lista de los más ricos de la revista Forbes.

Las prendas a la venta incluyen chamarras, cinturones, zapatos y gorras y pueden llegar a costar hasta 100 dólares. Algunos de los productos son fabricados por reos de la prisión de Puente Grande, de donde El Chapo se fugó en 2001, según el sitio web Business Insider.

Registró también los nombres “El Chapo”, “Joaquín El Chapo Guzmán” y “El Chapo Guzmán”.

“El Chapo.701” tiene una tienda en línea que actualmente está registrada como propiedad del exnarcotraficante a través de la empresa Don Archi.

En cuanto a los dos hijos de El Chapo a los que militares trataron de detener la semana pasada, Iván Archivaldo Guzmán, hermano de Alejandrina y Cesar, es conocido como El Chapito y estuvo bajo custodia tres años por acusaciones de lavado de activos, de acuerdo con el diario Milenio.

Ovidio Guzmán López, hijo de la segunda esposa, Griselda López Pérez, es conocido como El Ratón y se le presume miembro del cartel de Sinaloa. Enfrenta cargos por trafico de estupefacientes en Estados Unidos. 

Ambos estuvieron brevemente detenidos el 17 de octubre, aunque la operación se realizó de manera precipitada, y terminó en un despliegue de violencia por parte del cartel que llevó a su liberación.

Mientras las autoridades mexicanas siguen tras la pista de los hijos y los socios del capo, Guzmán Loera se encuentra en la prisión de máxima seguridad de Florence (Colorado) cumpliendo su cadena perpetua.

El excapo del cartel de Sinaloa fue enviado a la misma prisión donde actualmente se encuentran el exguerrillero colombiano Juvenal Ovidio Ricardo Palmera Pineda, alias Simón Trinidad, así como los narcotraficantes mexicanos José Antonio Acosta Hernández, alias Diego, quien fue líder del cartel de Juárez; y Marciano Millán Vásquez, exjefe regional de Los Zetas.

Por Alexandra Plazas


Senador republicano revela por qué su partido no ataca públicamente a Trump

Soldados en la frontera sur tienen amplios permisos para disparar a migrantes en autos en movimiento

Pelosi publica un documento que explica por qué Trump “traicionó el juramento de su cargo”