Para acompañar tus comidas sin culpa: Pan casero con semillas de amapola, en versión vegana

Prepara una alternativa de pan de leche tradicional, que viene bien a intolerantes a la lactosa y veganos

Para acompañar tus comidas sin culpa: Pan casero con semillas de amapola, en versión vegana
Crédito: Pxhere
Foto: Crédito: Pxhere

No temas a preparar alimentos con semillas de amapola. Si bien, éstas se extraen del interior de la cápsula de la amapola de donde se obtiene el opio y los alcaloides derivados como morfina, codeína, las semillas no tienen concentraciones tan altas, por ello pueden ser perfectamente usadas en panadería.

Te presentamos una sencilla receta de Pepita Greens que no incluye productos de origen animal.

INGREDIENTES

  • 10 gr de semillas de amapola
  • 325 ml de leche de coco
  • 50 gr de aceite de coco
  • 505 g de harina de fuerza
  • 15 g de levadura prensada
  • 10 g de sal
  • 50 gr de arándanos secos (opcional)
  • 50 gr de azúcar
  • 25 g de harina
Crédito: MAREFE-PXHERE

PREPARACIÓN

  1. Calienta 125ml de leche a 65º C y añade los 25 g de harina. Mezcla bien hasta que quede como una bechamel ligera. Dejar enfriar
  2. Cuando se haya enfriado la mezcla anterior, preparamos la masa mezclando todos los ingredientes, excepto los arándanos y amasaremos 10 minutos.
  3. Reparte un poco de harina en la encimera donde vayas a amasar, al principio será pegajosa pero poco a poco se irá absorbiendo el líquido y la masa se volverá más suave lisa y elástica.
  4. Cuando la masa esté casi lista, divide la masa en 4 trozos y coloca los arándanos encima de tres de ellos. Haz una torre colocando un trozo encima de otro, presiona un poco y vuelva a amasar para integrar bien los arándanos y hasta que la masa esté elástica.
  5. Finalizado el proceso, pon la masa en un molde untado con aceite y tapado, deja fermentar 2 horas o hasta que doble el volumen (en lugares calurosos o en verano porque en temperaturas superiores a 21ºC la masa podría sobre-fermentarse).
  6. Barniza la parte superior con un poco de leche vegetal para dar brillo a la masa.
  7. Precalienta el horno a 200ºC y hornea la masa durante 25 minutos a 200ºC. La corteza tiende a tostarse, cubre un poco de papel de aluminio para evitar que se queme o pásalo a la bandeja de abajo.
  8. Saca del horno y deja enfriar 10 minutos antes de desmoldar.
  9. ¡Listo! Ahora tienes un “pan de caja” con semillas que aportan energía, con proteínas y minerales.