Los 5 hispanos más buscados por el FBI en 2019

Secuestros, asesinatos, narcotráfico, la ejecución de un agente especial de la DEA en México, son algunos de los delitos cometidos por los 5 hispanos más buscados por el FBI en 2019. Te decimos quiénes son
Los 5 hispanos más buscados por el FBI en 2019
Foto: Scott Olson/Getty Images)

1- Alexis Flores

Alexis flores - Hispanos más buscados por el FBI
Hispanos más buscados por el FBI: Alexis Flores en fotos tomadas en 2005. FBI

Un hondureño buscado por el secuestro y asesinato de una niña en Filadelfia, Pennsylvania en agosto de 2000, se dio a la fuga para evadir el juicio. Se le considera armado y sumamente peligroso.

A fines de julio de 2000 se dio parte de la desaparición de la niña, la cual fue hallada muerta por estrangulación a principios de agosto de 2000 en un departamento cercano.

El FBI ofrece una recompensa de hasta $100,000 dólares por información que conduzca directamente al arresto de Alexis Flores.

Se le conoce también como Mario Flores, Mario Roberto Flores, Mario F. Roberto, Alex Contreras, Alesis Contreras. Tiene entre 42 y 50 años de edad, ya que se cambió las fechas de nacimiento.

2- Santiago Villalba Mederos

Santiago Villalba Mederos, alias “Pucho”, es buscado por su presunta participación en varios crímenes cometidos en Tacoma, Washington, en 2010.

Mederos es miembro de la pandilla Eastside Lokotes Sureno (ELS) y se le considera armado y sumamente peligroso.

En febrero de 2010, Mederos, que recibe el sobrenombre de “Pucho”, realizó varios disparos contra un automóvil al azar, matando a una mujer de 20 años e hiriendo a su hermano. Al mes siguiente, durante un robo que se convirtió en una pelea cuando los espectadores se vieron involucrados, Mederos presuntamente disparó un solo tiro al grupo, y mató a un inocente espectador de 21 años.

“Haber cometido dos homicidios a una edad tan temprana muestra cuán violento fue y cuán violenta fue la pandilla”, dijo el agente especial Terry Postma, de la División del Seattle del FBI. “Los pandilleros más jóvenes tratan de ganarse el respeto de los hombres mayores por estos actos extremos de violencia”.

Mederos fue acusado por estos dos delitos en el Tribunal Superior de Washington para el condado de Pierce, y se emitieron órdenes de arresto locales para él. El 30 de septiembre de 2016, se emitió una orden de arresto federal para Mederos en el Tribunal de Distrito Oeste de Washington, en Tacoma, después de que fue acusado de huir en un vuelo ilegal para evitar el enjuiciamiento.

El FBI ofrece una recompensa de hasta $100,000 dólares por información que conduzca directamente al arresto.

3- Rafael Caro Quintero

Es uno de los capos del narcotráfico en México y uno de los fugitivos más buscados por el gobierno de EEUU. Para la DEA, Caro Quintero representa una afrenta que “no ha sido olvidada: el asesinato del agente especial Enrique Camarena.

Rafael Caro, de 67 años de edad, está prófugo después de haber sido dejado irregularmente en libertad por un juez en México en 2013, cuando cumplía una condena de 40 años de cárcel, de los cuales había pagado 28.

Rafael Caro Quintero es buscado por su presunta participación en el secuestro y asesinato de un Agente Especial de la Administración de Control de Drogas (DEA) en 1985, en México.

Además, Caro Quintero presuntamente ocupa una posición de liderazgo clave y activa, desde donde dirige las actividades del Cártel de Sinaloa y de la Organización de Narcotráfico Caro Quintero dentro de la región de Badiraguato, en Sinaloa, México.

Rafael Caro Quintero, conocido como RCQ, es considerado el padrino del narcotráfico mexicano, fue uno de los principales proveedores de heroína, cocaína y marihuana a Estados Unidos a fines de la década de 1970.

En 1984, las autoridades mexicanas allanaron una extensa plantación de marihuana propiedad de Caro Quintero, y culpó al agente secreto de la DEA Enrique “Kiki” Camarena por la redada.

Al año siguiente, Camarena estuvo a punto de descubrir un envío de drogas por valor de un millón de dólares desde México a Estados Unidos, pero antes de que pudiera exponer la operación, el agente federal fue secuestrado en Guadalajara, Jalisco, México, supuestamente por órdenes directas de Caro Quintero. El cuerpo de Camarena, que mostraba signos de tortura, fue encontrado un mes después.

El Programa de recompensas de la DEA del Departamento de Estado ofrece una recompensa de hasta $20 millones de dólares por información que conduzca al arresto y / o condena de Rafael Caro-Quintero.

4- Arnoldo Jiménez

Se ofrece una recompensa de hasta $100,000 dólares por información que conduzca al arresto de Arnoldo Jiménez, un hombre de Illinois, quien es buscado por asesinar a su novia de 26 años a menos de 24 horas después de casarse con ella.

Jiménez pudo haber huido a Durango, México, específicamente al área de Santiago Papasquiaro. También puede frecuentar Reynosa, Tamaulipas, México. Él ha residido previamente en Chicago, Illinois.

Arnoldo Jiménez es buscado por supuestamente matar a su esposa el 12 de mayo de 2012, el día después de su boda.  Él apuñaló a su esposa hasta la muerte en su Maserati negro de cuatro puertas y luego supuestamente arrastró su cuerpo a la bañera en su departamento en Burbank, Illinois.

Estrella Carrera, la esposa de Jiménez, todavía llevaba un vestido plateado de su fiesta de bodas cuando la Policía encontró su cuerpo el domingo, 12 de mayo de 2012. Su familia había estado cuidando a sus dos hijos y reportó su desaparición cuando nunca los recogió.

Jiménez fue acusado de asesinato en primer grado por el Tribunal de Circuito del Condado de Cook, Illinois, y el 15 de mayo de 2012 se emitió una orden de arresto estatal para su arresto. El Tribunal de Distrito Norte de Illinois División Este, emitió una orden de arresto federal el 17 de mayo de 2012, después de que Jiménez fue acusado federalmente de fuga ilegal para evitar el enjuiciamiento.

El hombre nacido en Texas el 19 de febrero de 1982 tiene cabello negro, ojos marrones, mide 6 pies de altura, y pesa entre 200 a 225 libras.

Jiménez fue agregado a la lista de los diez fugitivos más buscados debido a su naturaleza violenta, su presunta participación en el asesinato de su esposa y sus esfuerzos por evadir la captura.

5- Alejandro Rosales Castillo

Un adolescente de Carolina del Norte es buscado por el FBI porque está acusado de asesinar a su ex novia en 2016.

Alejandro Rosales Castillo es buscado por su presunta participación en el asesinato de su ex novia y compañera de trabajo en Charlotte, Carolina del Norte, en 2016.

El vehículo de la víctima femenina se encontró en una estación de autobuses en Phoenix, Arizona, el 15 de agosto de 2016. El 17 de agosto de 2016, el cuerpo de la víctima fue hallado en una zona boscosa del condado de Cabarrus, Carolina del Norte, con una herida de bala en la cabeza.

Castillo fue acusado de asesinato en Carolina del Norte, y en febrero de 2017 fue acusado federalmente de fuga ilegal para evitar el enjuiciamiento.

“Este crimen fue horrible”, dijo el agente especial Marc Weingrad de la División Charlotte del FBI. “Sandy era una mujer inocente que recibió un disparo en la cabeza”.

Weingrad cree que la recompensa de $100,00 dólares es significativa en el caso (quienes brinden datos por su captura pueden permanecer en el anonimato y aún ser elegibles para la recompensa) motivará a alguien a presentarse. “El FBI tiene un largo alcance, y no importa dónde esté, no descansaremos hasta que Castillo sea capturado y llevado ante la justicia”, agregó Weingrad.

Castillo es considerado armado y peligroso.

Si tiene información sobre estos fugitivos, llame al 1-800-CALL-FBI (1-800-225-5324), o comuníquese con la Embajada o el Consulado de EEUU más cercano o envíe una sugerencia en línea a https://tips.fbi.gov.