El agua de coco, ¿es verdaderamente tan sana como se cree?

El agua de coco estaría sobrevalorada, ¿qué efectos reales tiene en el organismo?

El agua de coco, ¿es verdaderamente tan sana como se cree?
Foto: Pxhere

Las grandes cadenas refresqueras no dejaron pasar la oportunidad por el creciente fervor hacia los productos del coco y han llevado al supermercado el agua de coco que solía comprarse en la playa o en algunas unidades que llevaban el producto a las ciudades. ¿Es tan buena como nos hacen pensar?

Una vez que se ha hecho gran publicidad sobre los beneficios del agua de coco, como solución a la deshidratación y otros más, bien vale la pena saber con certeza cuál es la realidad de lo que provoca dicha bebida al organismo.

Para evitar confusiones, aclararemos que el agua de coco es diferente a la leche de coco. El agua de coco es el líquido transparente que se encuentra dentro de los cocos verdes, mientras que la leche de coco se produce a partir de una emulsión de la carne rallada de un coco maduro.

El agua de coco se utiliza comúnmente como bebida y como solución para el tratamiento de la deshidratación relacionada con la diarrea o el ejercicio. También se consume para la presión arterial alta y para mejorar el rendimiento físico.

¿Trata y previene la deshidratación?

El agua de coco es rica en hidratos de carbono y electrolitos como el potasio, el sodio y el magnesio. Sin embargo algunos expertos sugieren que la composición de electrolitos en el agua de coco no es adecuada para ser utilizada como una solución de rehidratación.

¿Disminuye la presión arterial?

Sí. El agua de coco podría disminuir la presión arterial, según publica Medline Plus(Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos). Por lo que si tienes problemas de presión arterial, converse con su proveedor de atención médica antes de empezar a tomar agua de coco.

¿Es baja en azúcares?

Depende. Es baja en azúcar cuando se compara agua de coco fresca sin azúcar con refrescos o jugo de frutas. Pero muchas aguas de coco están endulzadas, por lo que una porción de 330 ml podría tener más de 15 gramos de azúcar.

¿Es nutritiva?

Las enzimas, los antioxidantes y los fitonutrientes son los otros puntos de “venta” del agua de coco. Pero nuestros cuerpos producen las enzimas que necesitan, y las frutas y verduras tienen antioxidantes y fitonutrientes. “En pocas palabras: bebe agua y come, no te distraigas con las bebidas caras” expresa Emma Beckett, científica de alimentos a través de The Conversation.

La nutricionista Rosemary Stanton señala que la mayoría de las vitaminas están ausentes y las pocas presentes están en cantidades insignificantes.

¿Es pura?

Algunos productos en los estantes de los supermercados son agua de coco pura, pero muchos contienen una mezcla de agua de coco con otros ingredientes añadidos. Estos incluyen crema de coco, azúcar, otros jugos de frutas, vitamina C y sabores agregados. Según refiere la nutricionista Clare Collins.

Los especialistas sugieren que para hidratarse es mejor priorizar el agua “simple”. Aunque no rechazan que el agua de coco sea mejor que bebidas azucaradas o refrescos. Siempre hay que verificar los ingredientes para no caer en un falso “sin azúcar”.