Frustración e inconformidad en cómo se maneja la crisis de desamparados en LA

Angelinos no están de acuerdo en cómo se gasta el dinero para combatir la indigencia, según LA Times
Frustración e inconformidad en cómo se maneja la crisis de desamparados en LA
La zona de Skid Row es claro ejemplo de la crisis de las personas sin hogar.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión / ImpreMedia

Hasta el momento los angelinos han mostrado su lado humano en los últimos años y han aprobado una serie de medidas que recaudan dinero para que el gobierno de la ciudad y del condado minimicen la crisis de las personas que viven en la calle, el cual parece ha explotado en la última década.

No obstante, la apertura de varios refugios en la ciudad y de programas para ayudar a las personas sin hogar a lo largo del condado, el problema de la indigencia parece incrementar.

Es por eso que los angelinos contactados por el periódico Los Angeles Times en una encuesta donde se pregunta su parecer sobre el trabajo de las autoridades sobre la crisis de desamparados, los contribuyentes manifestaron estar frustrados e impacientes.

Su mayor razón de enojo se revela en la forma en cómo las autoridades han gastado todo el dinero que se ha aprobado para minimizar el problema, incluso, algunos encuestados equipararon la crisis de indigencia a niveles de un desastre natural, luego de varios años y varios millones invertidos, pero aún sin aparente efectividad.

En el trabajo de investigación que realizó el diario angelino, en inglés, se les preguntó a las personas qué es lo que se debería de hacer sin considerar el dinero que se ha gastado. En plano general, los residentes mencionaron varias de las medidas adoptadas por las autoridades.

Tres cuartas partes de los entrevistados dijeron que ellos apoyarían una ley del ‘derecho a un refugio´, muy similar a una implementada en la ciudad de Nueva York. Además, el 60% de los encuestados o más dijeron que ellos apoyarían desarrollos de vivienda grandes, espacios de estacionamiento, baños públicos y regaderas, asistencia en la renta para prevenir los desalojos y la expansión en la salud y tratamientos mentales.

Sin embargo, a pesar del apoyo manifestado al problema de las personas que viven en la calle, a la hora de opinar sobre el apoyo a más medidas legales para recaudar más fondos, 66% de los entrevistados dijeron que consideraban que ya se habían pasado suficientes medidas como la proposición HHH (bono) a nivel ciudad en el 2016 y la medida H, un incremento al impuesto a nivel del condado aprobado en el 2017.

El problema, enfatizaron, es que el dinero no se ha gastado efectivamente.

A pesar de la negativa de las personas, los encuestados estuvieron de acuerdo en que las medidas a nivel ciudad y condal se deberían renovar cuando llegue el momento, y solo un 25% estuvo de acuerdo en expandir los programas actuales.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, dijo que entendía las críticas, pero enfatizó que todo era cuestión de tiempo ya que los verdaderos cambios se verán el próximo año cuando cientos de unidades de vivienda sean inauguradas.

La encuesta fue realizada por el periódico LATimes y Los Angeles Business Council Institute. Se realizó a 901 votantes registrados para votar a nivel del condado.

Para leer el reporte completo visite latimes.com