¿Es seguro comprar un asiento infantil para auto, carriola o cuna usados?

Comprar equipo de segunda mano no es generalmente una buena idea con ciertos productos para bebés y niños pequeños, incluyendo tres inversiones esenciales: asientos infantiles para automóvil, carriolas y cunas. 
¿Es seguro comprar un asiento infantil para auto, carriola o cuna usados?
Foto: Hola Doctor

Tener un bebé trae muchas alegrías… y también muchos gastos. Es tentador ahorrar comprando artículos de segunda mano o aceptando obsequios de tus amistades. Eso puede estar bien cuando se trata de ropa para bebés. Pero comprar equipo de segunda mano no es generalmente una buena idea con ciertos productos para bebés y niños pequeños, incluyendo tres inversiones esenciales: asientos infantiles para automóvil, carriolas y cunas.

Según los datos sobre lesiones obtenidos de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor, se estima que 46,600 bebés resultaron lesionados entre 2016 y 2018 con estos tres tipos de productos, lo que subraya la importancia de comprar el artículo más seguro posible.

“Las normas de seguridad evolucionan constantemente y los fabricantes mejoran continuamente sus productos para bebés y niños pequeños para que sean más seguros”, dice Don Huber, director de seguridad de productos de CR. “El equipo más nuevo es casi siempre más seguro”.

Incluso si tu amiga ha mantenido impecable la carriola que compró hace 5 años, es posible que no cumpla con la norma de seguridad más reciente para carriolas, la cual se hizo obligatoria en 2015.

Los productos que fueron retirados del mercado son otra razón para optar por artículos para bebés nuevos en lugar de usados. Cuando los productos son retirados del mercado es porque representan un grave peligro para la seguridad o porque no cumplen con las normas actuales. Si llenas la tarjeta de registro del producto en una nueva compra, el fabricante te notificará si se retira del mercado. Pero ¿cómo podrías saber sobre el retiro si no eres el propietario original? Incluso el propietario original podría no saberlo si no registró el producto.

Y los retiros de productos pueden ocurrir en cualquier momento. Solo este año, CR descubrió que las camitas para bebés inclinadas estaban relacionadas con docenas de muertes. Esa investigación en curso ha llevado al retiro de más de 5 millones de camitas inclinadas, incluyendo los Fisher-Price Rock ‘n Play Sleepers, entre otros productos. CR recientemente reiteró su llamado para que se retiren todas las camitas inclinadas del mercado porque ponen a los bebés en un riesgo considerable de lesiones o muerte.

Es ilegal vender productos retirados del mercado. La CPSC, que trabaja con los fabricantes para retirar las carriolas, cunas y muchos otros productos para niños, se enfoca principalmente en los principales minoristas más que en el mercado de reventa. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras se encarga de los retiros del mercado de los asientos infantiles para automóviles. Pero según las respuestas de la agencia a CR, parece que no supervisa el mercado de reventa. Por lo tanto, no parece existir un sistema sólido para mantener fuera del mercado de segunda mano los productos que fueron retirados del mercado minorista.

Por todas estas razones, CR recomienda comprar asientos infantiles para automóvil, carriolas y cunas nuevos. Dicho esto, si tienes que comprar un producto de segunda mano, o si estás considerando reutilizar un producto que tú o una amiga ha tenido por años, esto es lo que debes saber para mantener seguro a tu pequeño y para averiguar si un producto usado ha sido retirado del mercado.

Asientos infantiles para automóvil

¿Sabías que los asientos infantiles para automóvil tienen una fecha de vencimiento? La razón es mantener fuera del mercado los asientos viejos, porque no ofrecen tanta protección como los nuevos modelos. La vida útil de la mayoría de los asientos para bebés es de seis años. Todos los asientos infantiles para automóvil deben pasar las normas federales mínimas de seguridad. Pero algunos modelos ofrecen márgenes adicionales de protección contra accidentes y otros son más fáciles de instalar. Esto es crucial, porque un asiento mal instalado deja a un niño vulnerable en caso de un accidente.

“Esas razones, junto con la continua facilidad de uso y las mejoras en la seguridad, son un argumento sólido para invertir en un nuevo asiento para automóvil de alto rendimiento”, dice Emily A. Thomas, PhD, ingeniera de seguridad automotriz en CR.

Pero si todavía estás considerando obtener un asiento usado, usa nuestra tabla interactiva de decisiones para saber si es seguro reutilizar el asiento infantil para automóvil. Necesitas tener la fecha de vencimiento del asiento, que se encuentra en la etiqueta y el manual del usuario. También debes preguntarle al vendedor si el asiento ha estado involucrado en un accidente automovilístico. Las fuerzas del choque podrían debilitar la integridad estructural del asiento más allá de lo que puedes ver. Nuestra tabla te ayudará a determinar, entre otras cosas, si el asiento ha sido retirado del mercado y si todavía es seguro usarlo si estuvo involucrado en un accidente de tráfico.

Si decides comprar un nuevo asiento infantil para automóvil, en nuestras calificaciones de más de 140 modelos en cinco categorías encontrarás las 16 mejores compras de CR con un precio de entre $30 y $230. A continuación, hemos destacado tres modelos. No te olvides de otra consideración importante de seguridad: instalar correctamiento el asiento en tu automóvil. Descubre cuáles son los errores comunes en la instalación de un asiento infantil para automóvil que debes evitar.

Nota: Si terminas con un asiento infantil para automóvil que no es seguro reutilizar, no lo dejes en la acera o lo lleves al basurero de la ciudad porque otras personas podrían usarlo para su bebé. En lugar de eso, desmonta por completo el asiento, quitando telas, arneses y hebillas. Luego ponle un letrero que diga “No usar” y consulta con las autoridades locales para averiguar si algún componente puede reciclarse antes de que te deshagas del asiento.

3 asientos para bebés por $200 o menos

Estos tres asientos para bebés obtuvieron puntajes lo suficientemente altos como para conformar nuestra lista de recomendaciones y, generalmente, se venden por menos de $200. Los miembros de CR con acceso digital pueden conectarse para ver cómo se desempeñan estos asientos en nuestras pruebas y cómo se comparan con los otros 27 asientos para bebés en nuestras calificaciones de asientos infantiles para automóvil.

Carriolas

Es posible que las carriolas no tengan una fecha de vencimiento como los asientos infantiles para automóvil, pero definitivamente debes comprar un modelo que se haya fabricado a partir del 10 de septiembre de 2015. Fue entonces cuando las normas federales de seguridad, que cubren la colocación adecuada del arnés y la integridad, estabilidad y resistencia de las carriolas, entre otros factores, se hicieron obligatorias. Verifica la etiqueta en la carriola que muestra la fecha de fabricación, que generalmente está en la parte inferior del armazón del asiento.

Incluso si un modelo es relativamente nuevo, asegúrate siempre de que no esté en la lista de productos retirados del mercado de la CPSC.

Luego lee el manual del usuario para asegurarte de que la carriola funciona correctamente. Si no tienes el manual original, búscalo en el sitio web del fabricante o llama al número de servicio al cliente de la compañía.

Inspecciona la carriola, asegurándote de que el asiento se reclina correctamente y de que los frenos funcionan. Si la carriola tiene seguros en las ruedas giratorias, pruébalos para asegurarte de que no se atoren en una posición de bloqueo o desbloqueo.

“Comprueba cómo se fija la tela del asiento al armazón (broches, presillas o similares) y asegúrate de que estén todos asegurados y que no falte ninguno”, dice Joan Muratore, el ingeniero que supervisa las pruebas de carriolas de CR. “Si la carriola viene con adaptadores para el asiento del automóvil, pruébalos para asegurarte de que se adhieren firmemente a la carriola y no están rotos o dañados de ninguna manera”.

Y si estás considerando comprar una carriola nueva, no tienes que gastar una fortuna para obtener una que sea segura, como han descubierto las pruebas de CR. Pusimos a prueba las carriolas para encontrar problemas de seguridad y determinar cuáles son más fáciles de usar y más maniobrables. Aquí hay tres que tienen buenas calificaciones en nuestras pruebas.

3 carriolas por menos de $250

Hemos visto carriolas que cuestan $1,500 o más. Estos modelos superiores en nuestras pruebas cuestan mucho menos. Los miembros de CR con acceso digital pueden obtener todos los resultados de las pruebas en nuestras calificaciones de carriolas.

Cunas

Dejas a tu bebé solo en su cuna por la noche durante (si tienes suerte) las horas de sueño profundo. Y necesitas tener la certeza de que es un lugar seguro para él.

Las cunas más antiguas tienen barandales móviles, pero como resultado de 32 muertes y cientos de incidentes, algunos de los cuales resultaron en lesiones, la CPSC prohibió las cunas con barandales móviles a partir del 28 de junio de 2011. Estas cunas tendían a ser menos resistentes que las cunas con cuatro barandales fijos. Algunos herrajes eran propensos a aflojarse o romperse, lo que provocaba que el barandal móvil se desprendiera en una o más esquinas de la cuna. Si un bebé o niño pequeño rodaba o se movía hacia el espacio creado entre el barandal móvil y la esquina o el borde del colchón, podía ser estrangulado o quedar atrapado y asfixiarse.

“Una vez que se prohibieron las cunas con barandales móviles, las lesiones y las muertes disminuyeron dramáticamente”, dice Huber.

La norma de seguridad obligatoria de 2011 también requiere pruebas de durabilidad más rigurosas y un mejor soporte del colchón, resistencia de las tablillas e integridad estructural para las cunas nuevas.

Pero hay otra razón para no usar una cuna de segunda mano, incluso si se fabricó después de que se implementara la última norma de seguridad. Con el tiempo, los herrajes de una cuna podrían debilitarse con el uso brusco (imagina a un niño que jala los barandales) o los herrajes o el pegamento de los ensambles podrían aflojarse debido a cambios en la humedad durante el almacenamiento.

Y recuerda que la cuna más segura es una cuna descubierta, sin mantas, protectores ni almohadas. Usa únicamente un colchón firme y bien ajustado con una sábana inferior ajustada. En climas más fríos, usa un saco de dormir con cierre para mantener a tu bebé caliente y seguro. Y siempre acuesta a tu bebé para que duerma boca arriba, nunca de lado o boca abajo. Estas posiciones podrían presionar su cara contra el colchón y posiblemente causarle asfixia.

Cuando compres una cuna, CR recomienda comprar una cuna nueva y de tamaño completo certificada por la Asociación de Fabricantes de Productos Juveniles. Esto significa que la cuna ha sido probada por un tercero para garantizar que cumple con las normas obligatorias actuales. Consumer Reports no hace actualmente pruebas con las cunas.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.