La generación de una vejez mal interpretada

La Sociedad Americana de Gerontología quiere cambiar la percepción que el mundo tiene de la tercera edad y que se entienda que cumplir cierto número de años es simplemente otra etapa de la vida, pero se siguen teniendo objetivos, sueños e ilusiones.
La generación de una vejez mal interpretada
Un individuo en la categoría de los 65 años se prepara para correr una competencia de 10 Km en la ciudad de Los Ángeles. (Agustín Durán)
Foto: Agustin Duran / Impremedia

En español hay un dicho que dice: como te ves me vi y como me ves te verás, mensaje que invita a una reflexión a las generaciones más jóvenes a no olvidarse que la tercera edad son ellos mismos, pero en un futuro no muy lejano, es por eso que la Sociedad Americana de Gerontología (GSA, por sus siglas en inglés) busca cambiar la percepción que se tiene de la vejez y no olvidarse que ellos también son activos y al igual que todos, tienen sueños e ilusiones.

Es por eso que en la conferencia de GSA, que se realizó en Austin, Texas, del 13 al 17 de noviembre del presente año, uno de sus temas que se cubrió fue, Replanteando la Vejez.

“El objetivo es confrontar los retos de la vejez y la discriminación, el cual sabemos que es generalizado y se hace en forma subconsciente”, dijo Laurie Gibson, encargada del programa de asuntos profesionales de GSA. “En esta sociedad los adultos mayores son trataos con desigualdad”.

Gibson agregó que el objetivo del taller era exponer la importancia de cambiar la forma de cómo pensamos y entendemos el envejecimiento para reducir la discriminación contra los adultos mayores y aumentar la inclusión y oportunidades para las personas de cualquier edad.

Uno de los ejemplos que utilizó fue la discriminación que en muchas ocasiones la tercera edad sufre al no poder ser contratados en ciertos empleos porque se piensa que porque están viejos no tendrán el mismo rendimiento y se les margina.

“Lo que queremos es que la gente vea a las personas por quienes son y no las encasillen en estereotipos”, expresó Gibson.

En 1970 los estadounidenses esperaban vivir alrededor de 70 los años, pero actualmente ese promedio se incrementó a 78 y se espera que siga aumentando.

Además, y de acuerdo a información de GSA, hasta el 2018 en Estados Unidos la población de la tercera edad o mayores de 65 años era del 15 por ciento, equivalente a 49 millones de estadounidenses, pero se espera que, en el 2060, ese porcentaje se multiplique a el 24 por ciento o 95 millones de personas.

Estos cambios no solo se deben al aumento de la población, sino que cada vez las personas viven más años, es por eso que desde el 2014, ocho organizaciones especialistas en la tercera edad formaron el grupo Organización de Líderes de la Vejez (LAO, por sus siglas en inglés); el objetivo es crear un mejor entendimiento del público sobre las necesidades y las contribuciones a la sociedad de los adultos mayores y, por consiguiente, mejorar la salud y el cuidado de todos los estadounidenses en la medida que “envejecemos”.

Gibson subraya que actualmente la palabra envejecer tiene un estigma negativo para toda la gente y se habla como si solo las personas de la tercera edad fueran las únicas que se enfermaran y batallan con su salud, cuando en realidad son personas como cualquier otra.

“Se dice que los adultos mayores son más frágiles, mas dependientes, van al doctor más seguido y toman muchas medicinas”, agregó. “Se piensa que la tercera edad tiene mucha suerte porque ya están retirados, no tienen que trabajar y pueden jugar golf todo el día e ir a cruceros”.

Gibson enfatiza que todas estas ideas sobre los adultos mayores son estereotipos ya que hay una gran población mayor de 65 años que todavía tiene que trabajar porque no tienen suficientes ingresos, y muchos de ellos se mantienen muy activos, y al igual que el resto de la población tienen sueños y objetivos, sin importar la edad.

“Todos estamos envejeciendo y a un punto todos seremos beneficiados de los cambios que se realicen hoy”, expresó. “Todos somos parte de una familia y una comunidad, si discriminamos contra la tercera edad, estaremos discriminando contra nosotros mismos porque algún día la mayoría de la gente estará en ese lugar”.

Nancy Morrow-Howell, directora del Centro de Envejecimiento Harvey A. Friedman del Instituto de Salud Pública de la Universidad de Washington en San Louis, expresó que uno de los retos es con los medios de comunicación ya que la forma de referirse en la mayoría de los casos a la población de la tercera edad, es como si se tratara de otra población y otro grupo diferente al de la población en general.

“Queremos que los medios presenten las historias donde se habla de una forma inclusive y se utiliza más el ‘nosotros’ y no el ‘ellos’; además de no presentarla en una forma fatalista donde se piensa que ya no hay mucho que hacer porque ellos son de la tercera edad”.

Celebran la Conferencia Científica Anual de GSA 2019

La conferencia de Replanteando la Vejez se realizó en el marco de la conferencia científica anual de la Sociedad Americana de Gerontología (GSA) que duró cinco días en Austin, Texas y donde participaron más de 4000 individuos interesados en la salud de la tercera edad; el objetivo era conocer los avances y lo último en la salud de los adultos mayores, además de construir asociaciones estratégicas para enfrentar los desafíos del envejecimiento que se presentan cada año.

“Este artículo fue escrito con el apoyo de la beca de periodismo The Gerontological Society of America, Journalists Network on Generations y el Silver Century Foundation”.