Cuáles son las mejores pruebas para testear los frenos del auto tú mismo

Puntos que debes revisar para estar bien seguro del buen funcionamiento del sistema de frenos
Cuáles son las mejores pruebas para testear los frenos del auto tú mismo
Los frenos tienden a desgastarse más durante las temporadas invernales, por eso conviene chequear su estado antes de emprender un viaje corto o largo en auto.
Foto: Shutterstock

Bienvenido a nuestra guía de Consejos de Mecánica, donde encontrarás tips y consejos para ahorrar dinero y mantener tu auto en condiciones óptimas. 

***

Siempre recomendamos que un mecánico de confianza sea el encargado de reparar tus frenos, pero el conocer las fallas y saber cómo hacer las pruebas necesarias para probar la eficacia del sistema de frenos te evitará muchos dolores de cabeza.

Después de leer este artículo, no solo sabrás reconocer los ruidos del sistema de frenos, también tendrás los conocimientos básicas para entender los consejos de tu mecánico.

Esto son algunos puntos que debes revisar para estar seguro del buen funcionamiento del sistema de frenado.

  • Balatas: Revisa las balatas, específicamente porque tienden a desgastarse de forma desigual, lo que podría indicar que los pistones o pinzas del freno se atascan.
  • El pedal de freno está suelto: Cuando se pisa de más o hasta el fondo el pedal del freno significa que la balata está situada demasiado lejos del rotor, lo que apunta a que hay un desgaste del rotor o que los baleros están flojos. A veces, el recorrido excesivo del pedal apunta a una acumulación de aire en las líneas de freno.
  • Lineas de liquido de frenos: Existen lineas que están envueltas con una malla de acero tejida para proporcionar soporte. Si tu automóvil cuenta con lineas con acero tejido verifícalas con más cuidado. Aunque son más fuertes, cualquier daño será mucho más difícil de ver por el acero a su alrededor. Las líneas de freno deben ser flexibles pero firmes. Además, verifique los niveles de líquido de frenos. los niveles bajos pueden indicar fugas.
  • Conexiones. Revisa todas las conexiones con mucho cuidado, cualquier conexión suelta puede alertarlo sobre una pieza desgastada o una posible fuga.

Una fuga en el sistema de frenos del vehículo es particularmente más peligrosa, ya que puedes hasta quedarte sin frenos y dañar más partes del vehículo.

El líquido de frenos es corrosivo y resbaladizo, así que una fuga por muy mínima que sea le permitirá escapar del sistema. Cualquier autoparte que haya sido contaminada con líquido de frenos, especialmente aquellos que producen mucha fricción, deben ser reemplazadas.

No todo el sistema de frenos puede ser revisado con la vista, pero sí es importante echar un vistazo y evitar costosas reparaciones. Estos métodos de revisión son una base general, pero la reparación requiere una experiencia mecánica más profunda.

***

Te puede interesar.