El hogar de los ‘soñadores’

El hogar de los ‘soñadores’
Activistas defienden a los 'Dreamers'.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

En el momento que el programa de Acción Diferida para las Llegados en la Infancia (DACA) llegó a la Corte Suprema hace dos semanas, el Estadounidense promedio vio el término “DACA” como un caso, una póliza, como una estadística de inmigración, o una moneda de cambio política. Pero nuestra comunidad hispana sabe que DACA se refiere a más de 700 mil personas para quienes Los Estados Unidos es el único hogar que conocen.

La semana pasada, miles de manifestantes, incluyendo beneficiarios de DACA, viajaron Washington D.C., la capital de los Estados Unidos, para reunirse en apoyo mientras la Corte Suprema escuchaba argumentos sobre la terminación de el programa de DACA, que podría poner en riesgo de deportación a los Soñadores.

Establecido en el 2012, el programa DACA le permitió a estos soñadores salir de las sombras y perseguir el Sueño Americano con la promesa que si trabajan duro, estudian y siguen las reglas de la ley serán elegibles para la residencia condicional.

Estos Soñadores son Americanos en todos los sentidos — excepto en papel. Son nuestros hermanos y hermanas, amigos y compañeros de escuela. También son  nuestros vecinos y compañeros de trabajo que han hecho contribuciones maravillosas y significativas a la comunidad y la sociedad Americana.

Son un grupo notablemente de arduos trabajadores — como estudiantes, maestros, doctores, miembros de servicio, empresarios, etc. — que hacen contribuciones considerables a la economía de esta nación. De acuerdo a un estudio reciente hecho por el Centro del Progreso Americano, los 72 mil amparados de DACA y sus familiares que vivn en el área de Los Ángeles- Long Beach- Anaheim, pagan casi 850 millones de dólares en taxes federales, 419 millones de dólares en taxes estatales y locales, y traen más de 3.32 billones de dólares a nuestra economía local.

70 por ciento de los Estadounidenses se dan cuenta que esta nación es el hogar de nuestros Soñadores y les brindan el apoyo de darles la protección y el sentido de alivio. También brindan certeza en sus vidas que han estado viviendo estos últimos tres años.

En el congreso, los Demócratas de la Cámara de Representantes han honrado esos sentimientos y abrumadoramente pasaron el proyecto de ley H.R. 6, el Acto de Promesa de Sueño Americano — protegiendo a Soñadores y beneficiarios de Estatus de Protección Temporal (TPS)  al proveerles con un camino hacia la ciudadanía.

El proyecto de ley se mandó al Senado de los Estados Unidos hace más de 160 días. Los Demócratas de la Cámara de Representantes están incitando al Líder de Mayoría McConnel a traer el proyecto de ley al piso del Senado y trabajar para reparar el sistema de inmigración roto de Estados Unidos.

Hasta que eso suceda, el destino de los Soñadores de América estará en las manos de la Corte Suprema. ¿Estarán de acuerdo con la gran mayoría de los estadounidenses y mantendrán la promesa justa a los soñadores hecha por el ex Presidente Barack Obama, o se pondrán de lado de la agenda anti-inmigratoria de el Presidente Trump?

Sin importar la decisión, hay mucha gente en Washington D.C., que al igual que yo, continuaremos en hacer todo lo que esté en nuestro poder por ver que Estados Unidos cumpla su promesa a nuestros Soñadores y les den la oportunidad de vivir como verdaderos Ciudadanos Americanos — en espíritu y en papel!