El gobierno anunció subida exponencial de tarifas de inmigración. Pero aún se puede hacer algo

El aumento podría entrar en vigor un una fecha muy cercana

El gobierno anunció subida exponencial de tarifas de inmigración. Pero aún se puede hacer algo
Los costos de algunos servicios se incrementarán hasta en más del 500%.
Foto: John Moore/Getty Images

Los incrementos en los costos de los servicios de inmigración aún están en fase de comentarios públicos pero abogados y activistas advierten que se podrían aplicar después de que el próximo 16 de diciembre se acabe el plazo para presentar alegaciones. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) calcula que los nuevos precios entrarían en vigor en enero de 2020.

Las subidas de las tarifas variarán según el caso en cuestión. El aumento más acusado se da en el formulario I-929, empleado para la solicitud de un familiar inmediato víctima de violencia de género. Para la visa no inmigrante U el precio pasará de $230 dólares a $1,515, lo que supone un incremento del 559%.

El formulario N-400 para la ciudadanía cuesta actualmente $640 dólares pero, de aplicarse la subida que propone el gobierno, quedaría en $1,170 dólares. Es decir, un aumento del 83%.

Ante el riesgo que el gobierno convierta en regla su propuesta, abogados y defensores de los migrantes recomiendan hacer “sus gestiones [migratorias] antes de que entren en vigor las nuevas tarifas”, según publicó Univision.

“En los últimos 10 años se han registrado varias alzas. Y, simple y llanamente, muchos se han [arrepentido] por no aplicar a tiempo para pedir beneficios teniendo el derecho”, dijo al mencionado medio el abogado de inmigración Ezequiel Hernández. Hernández también advirtió que “los migrantes deben asegurarse antes de enviar un formulario de que son elegibles para lo que piden porque, de lo contrario, pueden ser puestos en proceso de deportación”


Alertan sobre los juicios secretos en la frontera que buscan acelerar deportaciones de inmigrantes

Fotos: Desfile se burló de niños inmigrantes enjaulados. Ahora no saben qué hacer con él

Ciudad de California consideró un “problema” crecimiento de la población latina