¿Te disgusta alguna parte de tu cuerpo? Descubre la dismorfofobia

Si no te sientes a gusto con alguna parte de tu cuerpo y te obsesionas con ello, es posible que sufras de dismorfofobia
¿Te disgusta alguna parte de tu cuerpo? Descubre la dismorfofobia
Foto: Shutterstock

La dismorfofobia, conocida también como trastorno dismórfico corporal y síndrome de distorsión de la imagen, consiste en una distorsión de la persona hacia su propia imagen. Esto quiere decir que la persona que sufra de este creerá firmemente que parte de su cuerpo es feo.

¿Cuáles son las causas de la dismorfobia?

Es normal que a veces exageremos un poco nuestros defectos físicos. De hecho, existen formas para corregirlos u ocultarlos. Sin embargo, las personas que sufren de este trastorno se encontrarán defectos, y son críticos con respecto a su propia figura.

La dismorfofobia suele aparecer durante la adolescencia, donde ocurren los grandes cambios corporales. Y una de las razones que la causa es una baja autoestima. Ya que si tu autoestima es baja, es posible que exageres tus defectos físicos.

Otra causa pueden ser los traumas de la infancia. Hay quienes han sufrido de burlas por su apariencia física, y cuando llegan a la etapa adulta arrastran dichos traumas, exagerando así sus defectos físicos.

Por lo tanto, el trastorno dismórfico evita que las personas se sientan conformes con su propio cuerpo, lo que les lleva a tomar decisiones peligrosas para su propia salud. Estas decisiones van desde dietas extremas hasta cirugías estéticas peligrosas.

¿Cómo tratarla?

Para tratar este trastorno hay que identificar primero la obsesión. Esto implica buscar ayuda psicológica. Debes asegurarte de reafirmar tu autoestima y tu imagen propia. Acepta tus defectos, eso sí, sin exagerarlos.

El apoyo familiar y de los más cercanos es importante. Si conoces a alguien que está pasando por esta situación, ayuda a que comprenda y entienda que todos tenemos defectos, y que podemos vivir con ellos.

dismorfofobia
Foto: Shutterstock

Evita ser crítico con tu imagen. En todo caso, puedes ayudar a mejorarla. De esta forma reafirmarás tu autoestima y contribuirás a que tu y quienes te rodean se sientan cómodos con su propia apariencia.

Fuente: psicologoencasa.es