Cuatro agentes fronterizos abrieron fuego en la frontera. Ahora recibirán castigo

Los oficiales federales violaron las reglas e hicieron uso inapropiado de la fuerza
Cuatro agentes fronterizos abrieron fuego en la frontera. Ahora recibirán castigo
Imagen ilustrativa de una barbería.
Foto: Jerry Glaser / cbp.gov

Un panel de revisión determinó que cuatro agentes de la Patrulla Fronteriza violaron las reglas al abrir fuego en dos ocasiones distintas contra vehículos en la frontera de Estados Unidos y México.

Los dos casos formaban parte de un grupo de siete revisados ​​por la Junta Nacional de Revisión del Uso de la Fuerza, a los que tuvo acceso la agencia de noticias AP.

Los tres agentes fueron suspendidos, dos por 14 días y uno por siete. También se les ordenó que recibieran capacitación. Los incidentes analizados se registraron entre 2014 y 2017.

En el primer caso, la junta determinó que tres de los cuatro agentes involucrados en un incidente del 14 de marzo de 2016 con una camioneta robada no habían seguido las reglas cuando dispararon contra el conductor, que intentaba alejarse. Un agente disparó contra los neumáticos.

En un segundo caso, un agente disparó en 2015 contra un SUV que los embistió en una zona rural del condado de San Diego conocida por el contrabando humano. Un segundo agente también disparó, a pesar de no saber la ubicación de su compañero y el riesgo de impactarlo.

No se encontraron problemas con las acciones del primer agente, pero el segundo recibió una carta de amonestación.

Revisión de la política de uso de la fuerza

La mayoría de los agentes en los siete casos examinados cumplieron con la política de uso de la fuerza de la agencia fronteriza.

El caso más reciente revisado fue de 2017, cuando un agente sacó su arma y disparó después de haber sido golpeado en la cabeza con una botella de cerveza de vidrio. La junta determinó su respuesta cumplía con la política de la agencia federal.

La junta se formó como parte una revisión importante de la política de fuerza de la agencia en 2012 luego de una serie de tiroteos y se reúne trimestralmente para revisar casos.

Chris Bishop, un funcionario de CBP, explicó a AP que los casos llegan a la junta para su revisión después de que se cierra un caso penal por parte de una agencia de aplicación de la ley, y después de que los fiscales hayan decidido no presentar cargos, lo cual puede demorar años. Solo entonces la junta de revisión inicia su propia investigación sobre el incidente.

La junta de siete miembros está compuesta por representantes de Aduanas y Protección Fronteriza, el Departamento de Justicia, la oficina de derechos y libertades civiles de Seguridad Nacional y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), y debe determinar si cada tiroteo cumplió con la política de Aduanas y Protección Fronteriza, que establece que la aplicación de la fuerza debe ser objetivamente razonable y necesaria.

De acuerdo con AP, hubo 15 casos en las que los agentes usaron armas de fuego durante el año presupuestario 2018, 17 durante el año presupuestario 2017 y 25 el año presupuestario anterior, 2016. Aún no son públicos los datos de 2019.

El récord de tiroteos en la frontera fue de 55 durante el año presupuestario 2012, lo cual provocó la revisión del proceder de los agentes de la Patrulla Fronteriza.

Por Ivette Leyva


Asciende a 24 cifra de muertos por brutal balacera que implicaría al Cártel del Noroeste

Nueva York le cierra la puerta a miles de inmigrantes. Las consecuencias afectan a todo el país

Nuevo revés de Trump a California perjudicará a los desamparados del estado dorado