La única aerolínea que acepta deportar inmigrantes de alto riesgo

La empresa cobra el doble del precio en el mercado por vuelos de deportación de ICE
La única aerolínea que acepta deportar inmigrantes de alto riesgo
Indocumentado deportado en un vuelo de ICE.
Foto: John Moore / Getty Images

Una aerolínea con sede en Oklahoma que realiza vuelos chárter es la única dispuesta a deportar a inmigrantes considerados por la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) como “de alto riesgo“.

Y lo hace cobrando precios exorbitantes.

Se trata de Omni Air International, la cual tiene contrato con el Departamento de Defensa de los Estados Unidos para el traslado de soldados y con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para concretar deportaciones que ICE califica como “misiones especiales de alto riesgo”.

Un documento sobre el presupuesto de ICE obtenido por el sitio de noticias Quartz revela que se ha tenido que pagar prácticamente lo que la empresa pide por sus servicios aéreos, ya que es la única dispuesta a realizar esos vuelos especiales.

Un agente de viajes habría advertido a ICE que muchos operadores aéreos no quieren participar en el proceso de deportación ante una posible reacción negativa del público y el impacto en los medios de comunicación.

“Como resultado, nuestro grupo de selección de operadores se ha reducido a uno solo, Omni”, indica el documento de ICE.

El pasado 18 de noviembre ICE pagó $33,500 dólares por hora para trasladar a 166 inmigrantes que fueron deportados de Arizona a Bangladesh, India y Vietnam. Lo que cobró Omni es el doble del precio en el mercado, reconocen las autoridades.

¿A dónde los llevamos?

Deportación de alto riesgo

Los inmigrantes detenidos que puedan ser perjudiciales durante un vuelo o que físicamente se rehúsen a ser deportados, serán enviados a su país en un vuelo chárter especial de alto riesgo, establece la unidad de Operaciones Aéreas de ICE.

Omni Air International es la encargada de esos vuelos especiales y también de los casos de deportación de alto perfil, como quienes son considerados una amenaza a la seguridad nacional, violadores de derechos humanos y detenidos con órdenes de arresto en el extranjero o que son buscados en su país de origen.

Esa misma aerolínea tiene operaciones comerciales en los aeropuertos de Las Vegas, Dallas, Seattle, Hawaii y Baltimore.

Otras compañías aéreas que han colaborado en la deportación de inmigrantes, en vuelos que no son de alto riesgo, son Xtra Airways, con sede en Florida y que ha realizado traslados a México y Centroamérica, al igual que Swift Air, que de acuerdo con el New York Times esta empresa estaría recibiendo $15 millones de dólares al año por el contrato que tiene con ICE.

En declaraciones públicas, algunas aerolíneas como American, Frontier y United han dejado en claro su rechazo a participar en la política de deportación del presidente Donald Trump.