Renunció un obispo de Nueva York acusado de encubrir abuso sexual a menores

Richard Malone seguirá siendo "obispo emérito" de Buffalo
Renunció un obispo de Nueva York acusado de encubrir abuso sexual a menores
Obispo Richard Malone
Foto: captura ABC news

El Papa Francisco aceptó ayer la renuncia del obispo Richard Malone, de la diócesis de Buffalo (NY), involucrado en un escándalo por supuestamente encubrir abusos de pedofilia.

La renuncia fue anunciada por El Vaticano con una breve nota oficial en la que no se precisaron las razones de su salida.

La diócesis de Buffalo, en el estado Nueva York, admitió en octubre de 2018 estar en el centro de una investigación judicial por más de 200 denuncias de abusos sexuales a menores. Y ya pagó $17,5 millones de dólares a 106 víctimas abusadas en su infancia, precisó el diario The Buffalo News.

La mayoría de los presuntos delitos ocurrieron antes de 2002 y algunos se remontan a más de 70 años, destacó Deutsche Welle.

Malone tiene 73 años, y necesitaba dos más para jubilarse. Tras su renuncia seguirá siendo “obispo emérito” de Buffalo.

El mes pasado formó parte de una delegación de obispos estadounidenses que se reunió con el Papa en El Vaticano.

Según fuentes religiosas, Malone ofreció su renuncia tras ser informado de los resultados de una investigación, a cargo del obispo de Brooklyn, Nicholas DiMarzio, que la Santa Sede encargó sobre la diócesis de Buffalo.

Un comunicado de la diócesis admite que hubo presiones para que Malone renunciara debido a cómo manejó el escándalo.

En una declaración ayer, Malone afirmó que ha llegado a la conclusión de que “el bienestar espiritual de la gente de la diócesis de Buffalo será mejor atendido por un nuevo obispo que tal vez sea más capaz de lograr las tan necesarias reconciliación, sanación y renovación“.

En marzo de 2018, la diócesis publicó una lista de 42 curas relevados del ministerio, forzados a jubilarse o que eligieron renunciar tras ser acusados de abusos sexuales. Pero según las acusaciones de presuntas víctimas, más de 150 sacerdotes estarían implicados.

Irónicamente coincidiendo con ese viaje el mes pasado a El Vaticano, el propio DiMarzio fue señalado de haber abusado de un niño a mediados de la década de 1970, cuando era párroco en Jersey City (NJ).