3 remedios caseros con mango para rejuvenecer el rostro

Las mascarillas de mango tienen efectos verdaderos sobre el rostro y son capaces de rejuvenecerlo

3 remedios caseros con mango para rejuvenecer el rostro
Foto: Shutterstock

Los remedios caseros tienen efectos comprobados en nuestra organismo. En esta oportunidad, te presentamos 3 mascarillas hechas de mango que puedes aplicar en tu cara si tienes como meta quitarte unos años de encima, y así restaurar tu belleza natural.

1. Mascarilla exfoliante

Según Panorama, una mascarilla exfoliante hecha de mango puede revitalizar el rostro con mucha facilidad. La exfoliación es una actividad importante dado que remueve de la dermis las células muertas.

El mango es ideal para la exfoliación, una práctica estética bastante común y fácil de realizar.

Lo único que necesitas es mezclar una cucharadita de pulpa de mango con miel y leche. Mezcla bien la preparación y distribuye la mezcla en los alrededores de tu cara. Mantén la mascarilla por un periodo de 10 minutos y luego lava bien con agua fría.

2. Mascarilla antiacné

La mascarilla de mango antiacné tiene incidencia sobre la pigmentación del rostro y regula también la producción de aceite, por lo está ampliamente recomendada para combatir los efectos estéticos del acné.

Esta mascarilla de mango se prepara con mucha facilidad. Añade 1 cucharada de cúrcuma y 1 de miel a la pulpa de un 1 mango. Coloca la pulpa sobre la piel grasosa y permite que actúe por unos 15 minutos. Finalmente, retira la mascarilla y lava tu rostro con agua fría.

mascarilla casera

3. Mascarilla después del bronceado

El último remedio casero de mango para rejuvenecer el rostro, es una mascarilla de mango ideal para colocarse después de sesiones de bronceado. El mango es una fruta con destacadas propiedades anti-bronceado y vitaminas que sanan las quemaduras solares.

Toma un poco de mango y agrega 2 cucharaditas de harina de trigo con una cucharada pequeña de miel. Bate la mezcla hasta que sea homogénea y úntala en la tez o en cualquier zona afectada por el sol. Mantén la mascarilla por 15 minutos y remuévela con agua a temperatura ambiente.

Estas mascarillas son completamente confiables e inofensivas. Pero puedes consultar con un especialista la pertinencia de estos y otros remedios caseros antes de aplicar cualquier tratamiento sobre tu piel.