Así fue como Jenni Rivera habló de la atrocidades de su ex marido

La vida de la Diva de la banda no fue nada fácil

Guia de Regalos

Corría el año 1997 cuando Jenni Rivera estaba embarazada de su cuarto hijo y su hermana Rosie Rivera, de entonces 16 años, le pidió que evitara que Chiquis siguiera viendo a su padre, pues estaba abusando sexualmente de ella.

Trinidad Marín estuvo prófugo por 9 años, incluso se le acusó a la cantante de haber inventado toda la historia. Luego de que varios procesos legales, finalmente en 2007 Trinidad fue encontrado culpable y condenado a 31 años de prisión.

Durante estos procesos, la Diva de la Banda habló cómo fue el dolor que vivió. En una de esas entrevistas la cantante hizo el fuerte llamado para ayudar a las personas que han sufrido este tipo de experiencias, sin importar el “qué dirán”.

Además, confesó que escuchar todos los testimonios que se dieron en el juicio fue uno de los momentos más duros que enfrentó. “Imagínate escuchar cosas de ese tipo, te duele como madre, como hermana, como ser humano”, aseguró Jenni. “Son cosas que te destrozan el corazón y sí he tratado de ser fuerte pero hay momentos que te quiebran”.

La Diva de la Banda confesó que sí hubo golpes durante el juicio, pues su hijo perdió los estribos al escuchar que los abogados de Trinidad se burlaban de su familia. Jenni también se refería a él como “el hombre que engendró a sus hijos”, pues no podía llamarlo su padre ya que ella era “su padre y su madre al mismo tiempo”.

Sobre la condena, Jenni confesó que no le importaban cuántos años fueran de condena, finalmente ella quería solo que se hiciera justicia y poder seguir adelante con toda su familia. La cantante no volvió a tener contacto con su ex esposo.