Estudian la posibilidad de utilizar los búngalos utilizados para salones de clase en unidades de vivienda

Hilda Solís dijo que el condado necesita agregar más de medio millón de unidades asequibles para satisfacer la demanda existente de inquilinos de bajos ingresos.

Estudian la posibilidad de utilizar los búngalos utilizados para salones de clase en unidades de vivienda
En Los Ángeles se vive una crisis de vivienda sin presedentes. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

El constante esfuerzo por reducir la indigencia en el condado de Los Ángeles llevó la semana pasada a la presentación de opciones a corto y largo plazo para ayudar en esta crisis humanitaria.

El director ejecutivo Sachi A. Hamai, presentó a la Junta de Supervisores una nueva herramienta de planificación de Sistema de Información Geográfica (GIS) interactiva para guiar los esfuerzos urgentes que aborda la crisis de las personas sin hogar.

La herramienta muestra tanto viviendas provisionales, como refugios, y viviendas de apoyo que actualmente existen y se están desarrollando en el condado de Los Ángeles. Esto incluye los sitios en construcción y en las fases de planificación y desarrollo.

Hamai dijo que esta herramienta guiará a los políticos responsables del condado de Los Ángeles y sus 88 ciudades para aumentar la vivienda que se necesita.

“Esta herramienta de planificación proporciona una hoja de ruta potente y transparente sobre cómo deberíamos avanzar para abordar esta crisis”, dijo Hamai. “Ofrece una presentación visual única que muestra los importantes esfuerzos ahora en curso, pero también demuestra el arduo trabajo que nos espera”.

El mapa se basa en datos del conteo de personas sin hogar del 2019 realizado por la Autoridad de Servicios para Personas sin Hogar de Los Ángeles (LAHSA), que informó que casi 59,000 personas experimentaron la falta de vivienda en todo el condado, de los cuales, más de 44,000 personas no tenían un techo para dormir. La cifra total de personas sin hogar significó un aumento del 12% con respecto al año anterior.

Se estima que más de 17.000 estudiantes del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD)—considerado el segundo distrito escolar más grande de la nación—experimentan falta de vivienda.

Por esta razón, otra de las soluciones fue presentada por la supervisora del primer distrito del condado de Los Ángeles, Hilda Solís, quien planea utilizar miles de búngalos que alguna vez se usaron como aulas en el LAUSD para convertirlas en pequeñas casas independientes de bajo costo.

La supervisora Solís expresó que el condado de Los Ángeles enfrenta una crisis de vivienda sin precedentes que está dejando a las familias trabajadoras fuera de sus hogares y empujándolas a vivir en la calle.

“El Condado necesita agregar más de medio millón de unidades asequibles para satisfacer la demanda existente de inquilinos de bajos ingresos”, dijo la supervisora. “Las viviendas subsidiadas por el gobierno y los desarrollos a gran escala no son suficientes para satisfacer esta demanda”.

Añadió que mientras el condado busca vivienda en asociación con otras agencias gubernamentales, se debe continuar buscando soluciones creativas.

“Las unidades de viviendas secundarias podrían ser una forma innovadora de ayudar a aliviar la falta de viviendas asequibles en nuestra región”, enfatizó Solís.

Para explorar esta estrategia innovadora, la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles aprobó una moción el martes de la semana pasada, autorizada por la supervisora Solís, que ordenó a los Departamentos del Condado pertinentes, que presenten un informe en 120 días sobre la viabilidad de convertir estas unidades en unidades de vivienda asequibles (ADU).