Ex empleada denuncia al alcalde de Inglewood por acoso sexual

Melanie McDade-Dickens presentó la acusación después de ser despedida
Ex empleada denuncia al alcalde de Inglewood por acoso sexual
El alcalde de Inglewood James T. Butts (c).
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/ La Opinión

Una asistente del alcalde de Inglewood, James Butts, lo acusa de acoso, “conducta abusiva” y represalias, y dijo en una carta de su abogado a la ciudad de Inglewood el jueves que también fue destituida injustamente de su trabajo.

Melanie McDade-Dickens alega que ella y Butts tuvieron una relación romántica consensuada durante años antes de que ella la terminara, un reclamo que el alcalde previamente se negó a confirmar o negar a The Los Angeles Times.

Sin embargo, su abogado, Carl Douglas, presentó las acusaciones a los funcionarios de la ciudad el viernes durante una audiencia pre-disciplinaria a puerta cerrada en la que McDade-Dickens, una de las empleadas mejor pagadas del gobierno de Inglewood, luchó para mantener su trabajo.

La carta de 12 páginas detalla varios casos de presunto acoso verbal e intentos de seguirla, y dice que Butts amenazaría con “dañarla físicamente”.

Butts no respondió a una lista de preguntas de The Los Angeles Times, pero Mira Hashmall, un abogado que representa a la ciudad, dijo que el alcalde “niega categóricamente cualquier acusación relacionada con un presunto acoso o represalia”.

McDade-Dickens fue una figura importante en el Ayuntamiento, como testigo clave en una disputa en curso que involucra a Madison Square Garden Co. (que es propietaria del Foro), Inglewood y los Clippers, en relación con una arena de baloncesto de mil millones de dólares propuesta a la ciudad de Inglewood.

En julio, McDade-Dickens fue escoltada fuera del Ayuntamiento de Inglewood y suspendida, según la carta y los documentos judiciales. En noviembre, la ciudad le dio un aviso de intención de terminar, en espera de la audiencia del viernes.

No está claro exactamente qué condujo a la suspensión de McDade-Dickens. Douglas se negó a dar más detalles.

Sin embargo, su carta cita 15 acusaciones en su contra, incluyendo que ella alentó a un empleado de la ciudad de Inglewood a alterar sus deducciones estatales y federales, y que tenía compañeros de trabajo que la ayudaban con tareas personales contra su voluntad. También hay una referencia a “acusaciones confidenciales de mala conducta criminal”, nuevamente sin detalles.

En marzo de 2018, McDade-Dickens terminó la relación con Butts, según la carta.

“El alcalde Butts no estaba dispuesto a aceptar la decisión de la Sra. McDade de que quería seguir adelante con su vida sin él, por lo que comenzó una campaña de acoso sexual”, escribió Douglas en la carta. Un mes después del final de su relación, McDade-Dickens alega que Butts no la invitó a reuniones semanales con los jefes de departamento y el jefe de policía, según la carta.

En marzo de 2019, después de un cumpleaños que supuestamente se negó a pasar con el alcalde, él la “despojó” de su título de asistente de gerente de la ciudad, según la carta.

Su salario se disparó

McDade-Dickens fue contratada como asistente de Butts en 2011. También trabajó en y fue pagada por las campañas de Butts en 2010, 2011, 2014 y 2016, según divulgaciones financieras, citadas por Daily Breeze.

En el Ayuntamiento, su salario aumentó de $73,850 en 2013 a $289,864 dólares en 2018, según los datos salariales de Transparent California. Su compensación incluyó $115,816 dólares en pago extra, más del doble de lo que recibieron otros empleados.

A modo de comparación, el subdirector y director financiero de la ciudad, David Esparza, recibió $281,065 dólares con $22,569 en pago adicional. Otros asistentes en la administración de la ciudad ganaron menos de $150,000 dólares en salario.

Aunque el título de McDade-Dickens cambió de asistente principal a asistente ejecutiva en 2016, sus responsabilidades laborales en los últimos años fueron más parecidas a las de un asistente del administrador de la ciudad, dijeron funcionarios de la ciudad al Daily Breeze. Su sueldo aumentó cuando fue puesta a cargo de los programas de estacionamiento y manejo de emergencias de la ciudad, dijeron.

Butts ha sido alcalde de Inglewood durante casi ocho años y ha estado en el centro de un auge del desarrollo en la ciudad.

Tiene un salario anual de $111,303.00 dólares, según Transparent California.

A McDade-Dickens se le pagaron $215,856 dólares el año pasado, según el administrador de la ciudad Artie Fields, pero Transparent California fijó su salario total en $289,864.00 dólares.

La audiencia del viernes nuevamente planteó preguntas que aún no tienen respuesta sobre la relación de McDade-Dickens con Butts.