Trump dice que Pelosi “odia a todos los que votaron por mí”

El presidente envió un saludo con buenos deseos a las tropas estadounidenses y otro con un tono menos navideño a la líder demócrata
Trump dice que Pelosi “odia a todos los que votaron por mí”
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
Foto: Chris Kleponis / Efe/EPA

Luego de entregar un saludo de Navidad a las tropas estadounidenses que están en distintas partes del mundo, el presidente Donald Trump habló también de la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, aunque con un tono menos cercano al espíritu de estas fiestas.

“Ella odia al partido Republicano, odia a todos los que votaron por mí y por los republicanos”, dijo Trump ante una consulta sobre si estaba preocupado por la decisión de Pelosi de no enviar aún al Senado los cargos del juicio político.

“(Pelosi) Le está haciendo un gran daño al país, no está haciendo un buen trabajo y algunas personas piensan que no sabe lo que está haciendo”, agregó el mandatario.

Trump fue acusado por la Cámara de Representantes por los cargos de “abuso de poder” y “obstrucción al Congreso”, en una votación histórica que lo puso como el tercer presidente en la historia de Estados Unidos en enfrentar un juicio político.

Sin embargo, tras la aprobación en la Cámara Baja, el proceso se encuentra paralizado luego que Pelosi anunciara que no presentará los cargos ante el Senado mientras no se defina el formato bajo el cual se realizará el juicio.

Desde su residencia en Mar-a-Lago club, en Palm Beach, Florida, Trump afirmó que todo está en manos del líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell. “Y tenemos la mayoría. Ellos quieren que McConnell haga cosas maravillosas para ellos (los demócratas). Pero él hará lo que quiera hacer, es una persona muy inteligente, muy buena y justa”, sostuvo el mandatario.

“Pero (los demócratas) nos trataron muy injustamente y ahora piden justicia en el Senado”, agregó.

McConnell, quien ha prometido una rápida absolución del presidente, se ha resistido a dar garantías y ha advertido a Trump que no busque el testimonio de testigos por temor a que eso prolongue el juicio.

En cambio, el líder del Senado parece haber obtenido el apoyo republicano para sus planes de imponer el mismo marco de juicio que se utilizó en 1999, cuando el presidente Bill Clinton enfrentó los cargos de perjurio y obstrucción a la justicia.

En esa oportunidad, el Senado, con mayoría demócrata, votó en contra de ambos cargos, absolviendo al presidente.

La Constitución establece que se requieren dos tercios del Senado para condenar a un presidente en un juicio político. Los republicanos, mayoría en la Cámara Alta con 53 de 100 representantes, están confiados de tener los votos suficientes para mantener a Trump en su cargo.