¡Regrese a México! Mujer de Portland grita a empleada tras derramar soda y escupir en carrito de comida

La víctima de la agresión habría sufrido un ataque cardiaco luego los insultos y amenazas

¡Regrese a México! Mujer de Portland grita a empleada tras derramar soda y escupir en carrito de comida
Sierra McDonald, mujer de Portland tira soda en carrito de comida y le grita a empleada que regrese a Mexico
Foto: Multnomah County District Attorney’s Office

Una mujer de Oregon enfrenta cargos por delitos de odio por presuntamente arrojar sodas a la trabajadora de un carrito de comida mexicana y decirle que “regresara a México“, informó la policía.

Todo comenzó cuando Sierra McDonald, de 30 años, quien recientemente fue acusado de delito de prejuicio y otros cargos, ordenó comida del carrito ubicado en la ciudad de Portland y se negó a pagarla, al alegar que era demasiado cara, informó The Oregonian.

Aunque la confrontación ocurrió del 21 de septiembre, apenas fue detenida el domingo pasado y luego puesta en libertad al día siguiente, y se intensificó cuando McDonald, una mujer afroamericana, le dijo a la trabajadora que “volviera a México” y luego le arrojó gaseosa en la cabeza. También ensució la parrilla y el pollo que la trabajadora vendía con la bebida, según la denuncia.

La presunta víctima llamó a la policía, pero McDonald evitó a los agentes que intentaban entrevistarla sobre el incidente.

Al ver que la mujer había llamado a la policía, McDonald regresó más tarde ese mismo día y amenazó a la trabajadora y a otro empleado con una estaca de madera que tenía una punta puntiaguda, según los documentos de la acusación.

McDonald ahora está acusado de escupir en el carrito de comida e intentar tirar el pollo de la parrilla, lo que obligó a los trabajadores a desechar 12 pollos enteros para evitar algún problema de salud, dijo la policía.

Entre los argumentos de la agresora, dijo que pensaba que los trabajadores en el carrito de comida eran racistas porque “servían a los blancos más rápido que a ella”, señalan las pruebas del caso.

La mujer que McDonald supuestamente amenazó inicialmente informó haber sufrido un ataque cardíaco después de la disputa, citando el miedo y el estrés del incidente, según también esos documentos.

La policía no pudo arrestar a McDonald después del incidente porque ella se negó a salir de su apartamento, por lo que fue arrestada más de 3 meses después, pero puesta en libertad al siguiente día, informó The Oregonian.

Ahora McDonald enfrenta en libertad cargos criminales por amenazas, acoso y uso ilegal de un arma.