5 aspectos clave sobre licencias para indocumentados en Nueva Jersey

El beneficio es similar al aprobado en Nueva York
5 aspectos clave sobre licencias para indocumentados en Nueva Jersey
Los indocumentados podrían tener licencia de conducir en Nueva Jersey.
Foto: DMV NJ

El gobernador Phill Murphy firmó la ley que permitirá a inmigrantes indocumentados obtener la licencia de conducir en Nueva Jersey a partir de enero, aunque no hay una fecha precisa.

La norma incluye dos tipos de documentos: un REAL ID que cumple con los requisitos federales y una licencia de conducir “estándar” para ciertos residentes, incluidos ciudadanos de la tercera edad, inmigrantes indocumentados y otras personas que pueden carecer de documentación.

Las autoridades todavía no emiten los detalles del proceso, pero lo siguiente es lo que se sabe del proceso.

1. Requisitos

La oficina de DMV de Nueva Jersey también determinará los documentos a solicitar, pero deberán ser aquellos que muestran la identidad, su edad y residencia en Nueva Jersey.

Se adelanta que los interesado deberán seguir un procedimiento similar al actual sistema de verificación de identificación de 6 puntos, que requiere una variedad de documentos como pasaportes, facturas de servicios públicos o estados de cuenta bancarios para confirmar la identidad de una persona.

Los aplicantes no requerirán un número de Seguro Social.

2. Licencias comerciales

Los inmigrantes solamente podrán solicitar licencias para conducir autos privados, no comerciales ni camiones ni autobuses escolares.

3. El idioma

Los inmigrantes que no hablen inglés tendrán asesoría en tres idiomas distintos al inglés, incluido español, uno de los más comunes en la entidad. Todos los conductores deberán aprobar los mismos exámenes y tomar las mismas clases de manejo para obtener la licencia.

4. El costo

La licencia estándar costará $18 dólares. También hay una tarifa de fotografía de $6 dólares. Los inmigrantes que puedan obtener la REAL ID deberán pagar $29 dólares.

5. Protección de datos

La norma limita el intercambio de información personal del solicitante de la licencia, a menos que haya una orden judicial. Las autoridades locales no podrán utilizar el documento como base para arrestar o como evidencia de la ciudadanía de una persona.