‘Negro estúpido’: un empleado de Miami Beach denuncia insultos raciales de su jefe

El ayuntamiento de la ciudad dice que no hay base para tales acusaciones

Perman Terry tiene 59 años y lleva más de 35 trabajando para la ciudad de Miami Beach.
Perman Terry tiene 59 años y lleva más de 35 trabajando para la ciudad de Miami Beach.
Foto: Getty Images

Perman Terry es un hombre de 59 años que lleva trabajando para la ciudad de Miami Beach durante los últimos 37 años. A lo largo de este tiempo ha trabajado para varios departamentos del ayuntamiento: en estacionamientos, en obras públicas y saneamiento.

Según revela Miami New Times, Terry dice que, desde 2011, se ha encontrado con repetidos casos de discriminación racial en su puesto de trabajo. El hombre, que lleva 20 años trabajando en el departamento de parques, recuerda una situación bastante dolorosa, cuando su jefe, supuestamente, lo llamó “negro estúpido”.

El hombre dice que en ese momento presenta una queja formal a la ciudad pero, al parecer y según su versión, el ayuntamiento “la puso debajo de la mesa”.

Terry, cansado de esta situación, está llevando el caso a los tribunales. En diciembre, interpuso una demanda en una corte del Condado de Miami-Dade acusando a la ciudad de actos discriminatorios por su raza.

“Cuando una acusación en la que alguien usa la palabra ‘negro’, eso es una evidencia directa de discriminación”, comenta Peter Hoogerwoerd, el abogado de este hombre.

Todo empezó en 2011, cuando Jason Atkinson, el hombre al que ha denunciado, fue contratado por la ciudad de Miami Beach.

Sobre lo que pasó en 2013, Terry dice que su supervisor le pidió la camioneta de la ciudad. Él le respondió a Atkinson que no se la podía entregar en ese momento porque aún la estaba utilizando, así que su jefe contestó con ese insulto racista, según recoge el Miami New Times.

Atkinson, por su parte, dice que jamás se refirió a él en esos términos. “Nunca lo llamé así, ni a él ni a nadie”, declaró al diario del sur de la Florida.

Melissa Berthier, la portavoz de la ciudad de Miami, aseguró que no hay base para las demandas de Terry.

“Estas acusaciones fueron tratadas hace años cuando estos supuestos comentarios fueros analizados por la gerencia. Recursos Humanos descubrió que no había nada que corroborara las acusaciones del Sr. Terry después de una investigación exhaustiva”, indicó.