¡Vive más y baja de peso! Todo lo que debes saber sobre el ayuno intermitente

El ayuno intermitente es uno de los métodos para bajar de peso más populares en la actualidad, sus bases promueven comer en un lapso de 6 horas y ayunar durante 18 horas. Los resultados en cuestiones de salud son impresionantes, se logra una rápida pérdida de peso, es una de las mejores técnicas para prevenir todo tipo de enfermedades y la llave para vivir más

El ayuno intermitente es una de las tendencias más populares actualmente para comer menos, mejor y vivir más.
El ayuno intermitente es una de las tendencias más populares actualmente para comer menos, mejor y vivir más.
Foto: StockSnap / Pixabay

Una de las tendencias que mayor fuerza ha adquirido recientemente es la dieta del ayuno intermitente y lo más interesante de todo es que estudios científicos recientes han encontrado cada vez más razones para apoyar este método como uno de los más eficaces para perder peso. Entre los datos más relevantes se encuentra la información liberada por The New England Journal of Medicine que revela los resultados de los estudios realizados en animales y humanos, en los que se comprueba que el ayuno intermitente reduce la presión arterial, es un buen aliado para bajar de peso y sobretodo es un método que aumenta la longevidad en los seres humanos. En este informe se señala la importante tarea que tienen los médicos para promover el ayuno entre sus pacientes, ya que es un camino seguro para utilizarse como un método de prevención o tratamiento para la obesidad, el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardíacas.

El plan del ayuno intermitente como su nombre lo indica se basa en ayunar durante un período determinado de horas; principalmente existen dos tipos de ayuno:

  • Alimentación diaria (con restricción de tiempo): Se refiere a comer en un lapso de tiempo de 6-8 horas al día y ayunar durante 16-18 horas al día. 
  • Ayuno intermitente 5:2: Este plan es más accesible para iniciar con este método y se refiere hacer ayuno dos días a la semana, considerando un día de ayuno con una reducción calórica de 500 calorías. Esta alternativa puede parecer algo agresiva, sin embargo es la mejor forma de iniciar con el ayuno de manera gradual y controlada. 

Entre los principales inconvenientes que se encuentran al realizar el ayuno intermitente es que la sociedad en general, están acostumbrados a comer 3 veces al día más los refrigerios. Por lo tanto es aconsejable que aquellos médicos que aconsejen el ayuno intermitente a sus pacientes de manera gradual y poco a poco aumenten la duración y transición. 

Sobre los beneficios del ayuno intermitente: 

  • Es un excelente aliado para mejorar la salud celular, de tal manera que se desencadena un cambio metabólico. En este proceso las células usan sus reservas de combustible y convierten la grasa en energía, se logra cambiar el modo “almacenamiento de grasa” a “ahorro de grasa”.
  • El ayuno intermitente es una de las mejores técnicas en la actualidad para combatir el sobrepeso y la obesidad, promueve una pérdida de peso y grasa corporal (siempre y cuando se respeten el tipo de alimentos y calorías ingeridas). 
  • Mejora la sensibilidad a la insulina por lo que suele ser una extraordinaria alternativa para las personas que padecen pre-diabtes y diabetes. 
  • Es una de los hábitos más eficaces para aumentar los niveles de energía y mejora el rendimiento físico. 
  • A la larga es un completo tratamiento de depuración, desintoxicación y limpieza para el organismo.
  • Reduce los altos niveles de colesterol y triglicéridos en el organismo.
  • Es un método especialmente indicado para mejorar la función cognitiva, es bueno para el cerebro, promueve la concentración y buena memoria.
  • Poderoso tratamiento antiinflamatorio para cualquier proceso por el que este pasando cualquier órgano.
  • Consejos para realizar un buen ayuno intermitente:

    • Debido a que el ayuno intermitente promueve una menor ingesta calórica y en general comerás menos alimentos, es indispensable considerar productos nutritivos y saludables. 
    • Previo a que rompas el ayuno esta permitido el consumo de infusiones y café (evita agregar leche), también se recomienda integra la ingesta de caldos caseros y aguas naturales. Evita el consumo de alimentos sólidos, jugos y refrescos. 
    • Recuerda que el ayuno no servirá de nada si no integras alimentos saludables posterior a romperlo, la mejor recomendación es seguir las pautas del plato de Harvard: la mitad del plato son verduras y hortalizas, un cuarto esta conformado por carne, pescado o legumbres y el otro cuarto por patatas, pan, arroz o pasta. De postre lo mejor que puedes integrar es fruta y yogurt desnatado, evita a toda costa el consumo de comidas y productos procesados.
    • Lo recomendado es hacer de 2 a 3 comidas principales al día yen sus inicios si resulta muy complicado controlar el hambre integrar un snack.