‘[Ir a Guatemala] sería como regresar al lugar del que vengo’

Migrantes mexicanos que buscan asilo expresan su preocupación en caso de ser enviados a esperar al país centroamericano

El migrante mexicano Luis Carreño piensa que si las autoridades estadounidenses lo mandan a Guatemala a esperar su turno para pedir asilo en San Diego, en California, sería “como si me regresaran al lugar del que vengo”.

Aunque nunca ha estado en el país centroamericano, dice que por pláticas con migrantes guatemaltecos en el refugio en Tijuana —donde aún permanece— “me doy cuenta de que no hay nada distinto, hasta podría tratarse del mismo crimen organizado en los dos países”.

Luis contó que llegó a la frontera luego de que mataron a su padre y durante semanas ha estado en el refugio Ágape en la periferia de Tijuana. Calcula que su turno para pasar a pedir asilo será para marzo próximo.

“Mi tía en Estados Unidos me espera para ayudarme. Yo no tengo ya familia en México y mi tía no tiene familia tampoco… En Guatemala no tengo nada qué hacer, no podría trabajar y la verdad se ve tan peligroso como en México, o más”, dijo el joven que también dejó los estudios.

Una carta que habla del miedo en México

Por su parte la adolescente Ana Gabriela Guzmán piensa que el gobierno de México se enteró de que podrían mandar a los migrantes mexicanos hasta Guatemala por una carta que ella le mandó al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador en los últimos días de diciembre.

Ana y su hermano entregaron a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en Tijuana una carta para pedir que los ayudaran a que el mensaje llegara a la presidencia de México.

En la carta, los menores del estado de Guerrero le dijeron al presidente: “Tenemos miedo, sentimos que nos van a matar, por eso estamos aquí desplazados de nuestro pueblo pidiendo asilo en Estados Unidos pero nuestro miedo ha crecido más porque nos dicen que el programa MPP quiere mandar a todos los mexicanos que estamos pidiendo asilo a Guatemala”.

“Mi familia no puede estar en ese país ya que el crimen organizado controla a los exkaibiles [o exmiembros élite del ejército formados en los 80s para operaciones contra insurgentes]”.

Mandar a su familia a Guatemala, sería ponerla en riesgo de muerte, indicaron los menores que piden “usted es muestro presidente y puede ayudarnos”.

Al conocer que la cancillería mexicana se había pronunciado al respecto, Ana Gabriela dijo creer que la carta llegó a manos del presidente López Obrador, quien habría respondido “para protegernos… Para que no nos manden a donde mi familia está en peligro”, expresó.

Yalexis Guzmán, hermano de Ana Gabriela, dijo que estarían en peligro si lo enviaran con su familia a Guatemala.

‘Sr. Presidente le pedimos ayuda… Somos de Chilpancingo, Guerrero. Mi papá era taxista y dos veces lo asaltaron y le quitaron la identificación y un taxi. Dejó ese trabajo y buscó uno de albañil para mantenernos a mis 5 hermanos y a mí y el 16 de septiembre como a las 9:00 p.m. tocaron la puerta de mi casa y cuando mi papá abrió le dieron 7 balazos… Estamos con mucho miedo aún en esta ciudad [Tijuana] y aún despertamos gritando’, escribió Ana Gabriela y su hermano Yalexis.

Cooperación entre EEUU y Guatemala

Fue cerca de un centenar de migrantes el que informó a través de la CNDH sobre la posibilidad de ser enviados a aguardar a Guatemala como parte del programa Protocolos de Protección a Migrantes (MPP).

La oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en San Diego solo informó que “sería posible” que los mexicanos fueran enviados a Guatemala.

Pero ahora el Departamento de Seguridad Interior (HSD) indicó que “ciertos mexicanos que buscan protección humanitaria en los Estados Unidos pueden ser elegibles para ser transferidos a Guatemala y tener la oportunidad de buscar protección allí, bajo los términos del Acuerdo de Cooperación de Asilo de Guatemala”.

La cancillería mexicana respondió en un breve comunicado que México está en desacuerdo pero reconoció que la decisión estadounidense puede empezar por afectar a cientos de migrantes.

“México manifiesta su desacuerdo sobre la medida de EEUU para que solicitantes de asilo mexicanos continúen su proceso en Guatemala”.

“La Secretaría de Relaciones Exteriores manifiesta su desacuerdo sobre la medida dada a conocer por el Departamento de Seguridad del Interior de los Estados Unidos respecto a solicitantes de asilo mexicanos que continuarían su proceso correspondiente en Guatemala”, agregó la cancillería.

“Si bien se trata de una disposición propia de la jurisdicción estadounidense, se estima que esta medida podría afectar a alrededor de 900 solicitantes a partir de febrero”, agrega dicho comunicado.

De acuerdo con un sondeo de La Opinión entre refugios en Tijuana más del 60 por ciento de las familias que ahora esperan asilo son
mexicanas.

CBP informó que en el año fiscal 2019, que terminó en septiembre, se registró un incremento de familias mexicanas con respecto al año anterior de 2,600 a 6,000 familias.

Y luego otras 2,000 familias de México en octubre y noviembre. Las cifras de diciembre aún se encuentran en trámite.