Alex Cora es despedido por los Red Sox y su carrera en las Ligas Mayores parece terminada

El "honor" del manejador puertorriqueño se convierte en vergüenza
Alex Cora es despedido por los Red Sox y su carrera en las Ligas Mayores parece terminada
El boricua Alex Cora duró dos años en Boston.
Foto: MIKE NELSON / EFE/EPA

Era cuestión de días y acabó siendo solo de horas: el manager Alex Cora fue despedido el martes por los Boston Red Sox debido a su participación en el esquema de robo de señales como miembro de los Houston Astros en 2017.

El equipo al que el puertorriqueño condujo al título de la Serie Mundial en 2018, en su primera temporada como piloto, indicó que no era posible seguir adelante con él y que de manera conjunta acordaron terminar con la relación.

Cora, de 44 años, dijo en un comunicado: “No quiero ser una distracción para los Red Sox. Mis dos años como manager fueron los mejores de mi vida. Fue un honor manejar a estos equipos y ayudar a traer el campeonato de la Serie Mundial de regreso a Boston”.

Solo que el “honor” de Cora hoy se ha convertido en vergüenza, y el boricua se une en el desempleo beisbolero a A.J. Hinch, de quien era su coach del banquillo en Houston en 2017 y quien fue despedido por los Astros el lunes.

Alex Cora y A.J. Hinch en el dugout de la trampa en 2017. /Bob Levey/Getty Images
Alex Cora y A.J. Hinch en el dugout de la trampa en 2017. /Bob Levey/Getty Images

Ambos pilotos, al igual que el gerente general de los Astros, Jeff Luhnow, fueron señalados como los tres mayores responsables del sistema de robo de señales del equipo texano según la investigación del Departamento de Investigaciones de las Ligas Mayores.

El comisionado Rob Manfred suspendió por todo 2020 a Hinch y Luhnow y dijo que el castigo a Cora estaba pendiente hasta completarse la investigación sobre un esquema similar de robo de señales de parte de los Medias Rojas en 2018, cuando Cora ya era su manejador.

De hecho, Cora es señalado en el reporte de Manfred como el organizador del esquema de trampa, que consistía en avisar a los bateadores del equipo si el siguiente lanzamiento del pitcher rival sería una bola rápida o un lanzamiento lento. El aviso era hecho mediante el golpe a un bote de basura cercano al dugout de los Astros.

Las señales del catcher rival eran identificadas en un monitor instalado a un lado de la caseta, en el que se observaba la imagen transmitida desde la cámara del jardín central. En toda la operación intervenía personal del cuarto de repeticiones de video del equipo.

En el siguiente tuit se puede ver y escuchar la manera en que operaban los Astros en este escabroso y oscuro episodio del equipo.

“Cora estuvo involucrado en desarrollar tanto el esquema de golpear el bote de basura como utilizar el cuarto de repeticiones de video para decodificar y transmitir señales. Cora participó en ambos esquemas, y mediante su activa participación, implícitamente condonó la conducta de los jugadores”, dijo el reporte del comisionado.

Y mientras Hinch recibirá el beneficio de la duda porque hay evidencia de que no estaba de acuerdo con el esquema de trampa, incluso destruyendo el monitor al lado de la caseta de los Astros dos veces, Cora la tendrá más difícil.

Él fue el cerebro del esquema prohibido en Houston y además todo hace indicar que reincidió una vez que se marchó a Fenway Park. Su futuro en MLB dependerá de lo que esa investigación arroje.