Buscan ayudar con $1000 mensuales a los jóvenes que salen del sistema de crianza

Si los supervisores del condado de Santa Clara lo aprueban, el programa piloto sería el primero en su tipo en la nación.
Buscan ayudar con $1000 mensuales a los jóvenes que salen del sistema de crianza
Un gran número de jóvenes tienen retos muy grandes para reintegrarse a la sociedad después de salir del sistema de crianza. (Aurelia Ventura)
Foto: Impremedia

Cuando Dontae Lartigue dejó el sistema de crianza justo antes de cumplir 19 años en 2009, encontrar una vivienda en el condado de Santa Clara fue uno de sus mayores obstáculos. Luchó por encontrar lugares que pudiera pagar con su salario de $12 por hora en Walmart, pero con un ingreso limitado y sin historial de alquiler, los propietarios a menudo preferían no devolver sus llamadas. Entonces, Lartigue, que ahora tiene 29 años, terminó navegando en el sofá de amigos o durmiendo en su automóvil.

“En este momento, cuando un joven del sistema de crianza como yo emancipa, no tengo crédito, no tengo suficientes ingresos y no tengo historial de alquiler”, dice. “Así que la mayoría de las veces estoy entre la espada la pared”.

El condado de Santa Clara está considerando un nuevo programa piloto que podría facilitar la transición a una vida normal para personas como Lartigue: darles a los jóvenes que salen del sistema de crianza por motivos de edad, un ingreso básico universal.

Dontae Lartigue vivió en el sistema de crianza, pero hoy con su organización Razing the Bar, ayuda a los jóvenes a salir adelante. (Karl Mondon/Bay Area News Group)

La idea propuesta por el supervisor del condado de Santa Clara, Dave Cortese, todavía está en las etapas exploratorias, pero si se aprueba, sería el primer programa universal de ingresos básicos en la nación que se centre en los jóvenes que crecieron en el sistema de crianza. Es probable que esta medida sea presentada ante un comité de la junta en marzo y luego llevada a la Junta de Supervisores.

El rango de edad y los ingresos mensuales de los participantes no están finalizados, pero el personal del condado dice que $1,000 por mes podría ser una cantidad adecuada. El programa piloto podría durar entre uno y dos años. Los funcionarios del condado están explorando a qué grupo de edad deben dirigirse: todos los jóvenes de 18 a 21 años que están o son elegibles para cuidado de crianza extendido, o todos los jóvenes de 21 a 24 años que han vivido fuera del sistema de crianza.

Los funcionarios del condado dicen que el programa podría costar casi $700,000 al año si se proporcionaran $1,000 mensualmente a los aproximadamente 58 jóvenes que están dejando el sistema de crianza (transición). Pero hay otros 195 jóvenes que están bajo el cuidado de crianza extendido, según las estimaciones del condado.

Para ayudar con la financiamiento, Cortese dice que el condado está explorando asociaciones con organizaciones filantrópicas.

“Debería interesar a todos que estos niños tengan éxito”, dice. “No solo el gobierno del condado”.

Si se aprueba, el programa se uniría a los proyectos que están a prueba en el Área de la Bahía y otras comunidades que están probando si proporcionar a los residentes de bajos ingresos un salario base, sin pedir muchas condiciones, pero que puede mejorar sus vidas.

Los proyectos ya están en marcha en Stockton, donde comenzó un programa de dar $500 por mes a 125 residentes en febrero de 2019, y en Jackson, Mississippi, que distribuyó $1,000 por mes a un grupo de madres afroamericanas de bajos ingresos. El candidato presidencial demócrata Andrew Yang ha propuesto dar a cada ciudadano estadounidense mayor de 18 años $1,000 por mes.

La propuesta del condado de Santa Clara proporcionaría fondos a los jóvenes que han salido del sistema de crianza por la edad, ya que pierden el acceso a los servicios sociales cuando cumplan 21 años. Cortese dice que la población de jóvenes de crianza es una “incubadora perfecta” para un experimento.

“No tenemos otra que salir adelante”, dice. “Porque esta población está con nosotros ahora y no le está yendo bien. Y creo que esto nos dará la oportunidad de ver para aprender cómo pueden mejorar sin tener que controlar sus vidas”.

Dave Cortese es supervisor del condado de Santa Clara. (TW-D.Cortese)

En todo el estado, más de 59,000 jóvenes están en cuidado de crianza. Y los jóvenes que ya salieron del sistema a menudo luchan por encontrar estabilidad, viviendas asequibles y empleos a medida que hacen la transición a la edad adulta.

Un estudio del Chapin Hall de la Universidad de Chicago descubrió que a la edad de 24 años, solo la mitad de los jóvenes que dejaron el sistema de crianza estaban empleados y casi el 30 por ciento había experimentado la falta de vivienda.

“Estos niños realmente nos pertenecen a todos”, dice la supervisora ​​del condado de Santa Clara, Cindy Chavez. “Los jóvenes de crianza son niños que, por falta de una alternativa mejor no tienen familias y, por lo tanto, el condado se convierte en esa familia. Es realmente nuestra responsabilidad principal asegurarnos de que estos niños tengan éxito”.

Los defensores y expertos, así como personas que formaron parte del sistema de crianza temporal, dicen que los recursos a menudo disminuyen en períodos clave de transición, como graduarse de la escuela secundaria, buscar trabajo y aventurarse en el mercado de la vivienda por primera vez.

Sparky Harlan, CEO del centro sin fines de lucro Bill Wilson Center, que brinda servicios a jóvenes y familias sin hogar en el condado de Santa Clara, dijo que el efectivo adicional ofrecido por un programa universal de ingresos básicos podría ayudar a los jóvenes que tuvieron que dejar el sistema de crianza a no convertirse en personas sin hogar.

“Mientras tengan vivienda, pueden realizar otras cosas que les ayuden a evitar que se quede sin hogar”, dice ella.

Para Lartigue, quien se graduó de la universidad estatal de San José y co-fundo Razing the Bar, una organización sin fines de lucro para jóvenes de crianza en el condado de Santa Clara, el apoyo adicional puede ayudar a aliviar la turbulencia de los años posteriores al salir del sistema de crianza. .

“Muchos de estos niños han sido derrivados por la vida y no tienen el apoyo que necesitan”, dice. “Al final del día, creo que esto podría mejorar la calidad de vida de estos jóvenes”.

Erica Hellerstein es periodista de Mercury News. Este artículo es parte de The California Divide, una colaboración entre las salas de redacción que examina la desigualdad de ingresos y la supervivencia económica en California.