Un niño tiene una idea para salvar a los animales en Australia

El pequeño está haciendo y vendiendo pequeños koalas de arcilla y donando las ganancias
Un niño tiene una idea para salvar a los animales en Australia
Los incendios han sido particularmente trágicos para los koalas.
Foto: Getty Images

Un niño de seis años ha tenido una ingeniosa idea para recaudar dinero para ayudar a todos los animales afectados por los incendios forestales en Australia.

Owen Colley, un niño de 6 años de Hingham, Massachusetts, quedó muy preocupado y molesto al enterarse hace dos semanas de los incendios forestales en Australia, según contó su madre, Caitlin Colley a CNN.

Preguntó si algún animal había resultado herido en el incendio y su madre dijo que sí.
En silencio, salió de la habitación y dibujó un canguro, un koala y un dingo bajo la lluvia. La imagen representaba su deseo para Australia, un deseo de lluvia que ayude a aliviar los incendios forestales, dijo su madre.

“Realmente fue la primera vez que Owen había pedido un deseo que no fuera un nuevo Lego o algo que no fuera para él”, explicó la madre.

Los padres vieron al niño afectado hasta el punto que le preguntaron si quería ayudar, juntos dieron con la idea.

“Pensamos qué podíamos hacer para ayudar y se nos ocurrió esto”.

Así empezaron a hacer algunos koalas de arcilla y darlos a amigos y familiares a cambio de donaciones a Wildlife Rescue South Coast, un grupo de rescate de vida silvestre en Nueva Gales del Sur.

Por suerte, los koalas ya tienen demanda más allá de familia y conocidos. A cambio de una donación mínima de $50 dólares puedes tener uno de los pequeños koalas de arcilla.

Owen ha recaudado más de $20,000 dólares para el grupo de rescate en solo una semana. Comenzó con $ 1,000 en donaciones a través de Venmo en una publicación de Instagram, que era su objetivo de recaudación de fondos. Tuvo tanto éxito que la familia lanzó una campaña en GoFundMe.

Casi medio billón de animales se han visto afectados por los incendios solo en Nueva Gales del Sur, y millones de ellos han muerto, según los ecologistas de la Universidad de Sydney.

Si bien Owen trata de ayudar a los animales, también lo hace porque tiene una conexión con Australia. Su padre, Simon, creció en los suburbios de Sydney y Owen incluso vivió en Australia durante unos meses cuando era un niño.

“Él tiene una atracción por Australia”, dijo Colley. “Está muy orgulloso del hecho de que vivió allí. No creo que recuerde nada de eso, pero está orgulloso de ello”.

Owen habló sobre extrañar Australia y querer regresar. Su madre dijo que estaba triste cuando le dijo que no era un buen momento para ir a causa de los incendios.

Owen aspira a ayudar a más organizaciones y salvar a los animales en toda Australia.