¿El jarabe de arce es mejor que el azúcar?

Una porción de jarabe de arce tiene más azúcar que una lata de refresco de cola

¿El jarabe de arce es mejor que el azúcar?
Foto: Piviso / Pixabay

El jarabe de arce es usado comúnmente para endulzar crepas, pancakes, waffles, helados y otros postres, no solo se ha convertido en uno de los endulzantes favoritos por su sabor con toques de caramelo, vainilla y ciruela. Sino también porque se incluye en populares dietas para adelgazar y se le atribuyen propiedades antioxidantes, neuroprotectoras y otros beneficios.

El jarabe de arce está hecho de savia de arce que se ha reducido para reducir el contenido de agua y concentrar los azúcares. De acuerdo a Costumer Reports se necesitan aproximadamente 10 galones de savia para hacer solo 1 cuarto de jarabe de arce.

Para algunos representa una alternativa al azúcar blanco, ya que endulza y hace un ligero aporte de nutrientes, como minerales y vitamina B.

Si bien, el jarabe de arce es mejor que el jarabe para pancakes o de mesa que es un producto altamente procesado cuyo ingrediente principal es el jarabe de maíz alto en fructosa, el sirope no deja de ser un azúcar añadido.

Una porción de jarabe de arce tiene alrededor de 200 calorías y 50 gramos de azúcares, más que en una lata de 12 onzas de refresco de cola, y la cantidad máxima de azúcares añadidos debería tener en un día. Cada cucharada tiene aproximadamente 50 calorías y 12 gramos de azúcares.

Jody Parks/Pixabay

Le puede interesar: ¿Cuáles son los mejores sustitutos del azúcar?

El añadir jarabe de arce contaría para tu ingesta diaria de azúcares añadidos. El límite diario de “azúcares agregados”, según la Administración de Alimentos y Medicamentos, no es más del 10 por ciento de sus calorías diarias, o 50 gramos para alguien con una dieta de 2,000 calorías.  Puede optar por alimentos que le ofrezcan grandes beneficios a su salud y por menos calorías.

También debe saber que incluso los edulcorantes naturales se han sometido, a menudo, a un proceso de elaboración y refinación.

Los estadounidenses comen y beben demasiada azúcar, y esto está contribuyendo a una epidemia de obesidad señala un artículo del National Institutes of Health (NIH).

Necesitamos azúcar para funcionar. Lo negativo de acuerdo a los expertos es que estamos obteniendo azúcares que no se encuentran  naturalmente en los alimentos como por ejemplo en las frutas, las verduras y la leche. Los consumidores abusan de añadirlo en el procesamiento o preparación de la comida.

Le puede interesar: ¿Sabías que la miel nunca se descompone? Te decimos por qué