Los mejores consejos para elegir un yogurt saludable

Integrar el hábito de comer yogurt diario es la llave de la salud, elige las mejores opciones para obtener sus espectaculares virtudes nutricionales y terapéuticas

Los mejores consejos para elegir un yogurt saludable
El yogurt tiene probióticos (microorganismos vivos) que refuerzan nuestras defensas.
Foto: shutterstock

Todos hemos disfrutado en numerosas ocasiones de un buen yogurt, es un alimento reconfortante, fresco y un clásico del desayuno. Consumir yogurt es uno de los mejores hábitos de salud, esto se debe a sus extraordinarias bondades nutricionales y medicinales. Entre los principales beneficios curativos del yogurt se encuentra su alto contenido en probióticos que lo vuelven un alimento clave para mejorar la salud digestiva y también, para reforzar las defensas. 

También se le atribuyen cualidades para eliminar todo tipo de sustancias nocivas del intestino, como pueden ser toxinas y gérmenes; este aspecto no solo beneficiará en acelerar el tránsito intestinal, será un gran aliado para mantener el correcto funcionamiento del sistema digestivo y su consumo ayuda a prevenir la aparición de ciertos padecimientos como son la gastritis, la colitis, las agruras y la acidez.

La lista de beneficios sobre el consumo del yogurt podría seguir, sin embargo es muy difícil obtener estos maravillosos resultados si comemos yogurt falso y procesado. La oferta de yogurts actualmente es abrumadora, desde que caminas por el pasillo en el supermercado te puedes dar cuenta que actualmente existen demasiadas opciones y es indispensable que aprendamos a seleccionar las mejores opciones para nuestra salud.

Consejos infalibles para elegir el mejor yogurt:

  1. Siempre elige aquellos yogurts que sean naturales, enteros y sin azúcar. La regla es simple evita productos que digan “con” y “sin”. 
  2. Revisa bien las etiquetas, un verdadero yogurt solo debe de contener dos ingredientes: leche y fermentos lácticos. Todo producto que contenga otro tipo de ingredientes, no es conveniente.
  3. Evita productos de sabores y con frutas añadidas, se destacan por su alto contenido en azúcares añadidos. También evita aquellos que presumen ser “sin azúcar” pero contienen endulcorantes.
  4. Las variantes de yogurt con cereales, muesli o granola integrados, tampoco son una buena opción, normalmente tienen una porción demasiado pequeña de estos ingredientes y se repite la historia de su alto contenido en azúcares, almidones, jarabes y conservadores. Sucede lo mismo con aquellas variantes que son desnatadas o 0% grasas. 
  5. Uno de los más grandes enemigos de este tipo de productos son las opciones de “postres lácteos” son una bomba de azúcar y causan inflamación. 

Las mejores opciones:

Existen ciertos tipos de yogurt que podemos consumir con mayor seguridad, sobretodo son las opciones más saludables. 

  • Yogurt griego natural.
  • Kéfir natural, puede ser de agua o de leche.
  • Skyr: Es una variante de yogurt irlandés que se destaca por su alto aporte en proteínas y es de sabor más ácido.
Yogurt griego. /Foto: Shuttersrtock