El cuestionario del Censo 2020 no tiene ‘nada que ver con la migra’

El miedo al ‘gobierno’ por parte de algunas personas podría afectar las cifras del conteo decenal en el Norte de Hollywood, una comunidad al norte del centro de Los Ángeles.

El cuestionario del Censo 2020 no tiene ‘nada que ver con la migra’
En North Hollywood seis de cada 10 personas son latinas. (Iván Mejía)
Foto: Ivan Mejía / Impremedia

El “terror” de las personas más vulnerables, como los latinos sin documentos, podría incidir en que muchos no colaboren en producir cifras “acertadas” en el Censo Nacional 2020.

La ciudad de Los Ángeles posee 15 distritos de los cuales, según la oficina del Censo, en 7 de ellos es “difícil” efectuar el conteo nacional de población debido a un “Bajo Puntaje de Respuesta” (LRS).

Uno de esos vecindarios es el Norte de Hollywood en donde según cifras del Censo 2000 y cálculos del Departamento de Planificación de Los Ángeles son más de 87,000 residentes en el área.

De los cuales 6 de cada 10 personas son hispanos, muchos de ellos atemorizados.

“No hay que tener miedo a responder las preguntas del Censo”, declaró a La Opinión un jornalero, que se identificó con el nombre ficticio de Eugenio Marroquín.

Mientras esperaba “algún patrón” que necesitara de sus habilidades para trabajar “en lo que sea”, en el estacionamiento de la ferretería “Home Depot” de la calle Sherman Way, contó que reside en North Hollywood desde hace 17 años.

Por ello respondió al Censo 2010 y lo mismo hará este año.

“No estar informado provoca miedo”, aseguró Marroquín, originario de Guatemala.

“Muchos temen participar porque Donald Trump dijo que pondría la pregunta de si uno es ciudadano”, aclaró el trabajador sobre la pregunta eliminada del cuestionario por la Corte Suprema de Justicia.

La Opinión intentó conversar con al menos una decena de jornaleros en el mismo lugar, pero declinaron responder si “están informados” sobre el Censo 2020.

El obrero guatemalteco que sí respondió, con maneras de líder sindical, destacó que “hay que aprender cómo funciona aquí el sistema, por eso hay que participar en el Censo”.

Marroquín instó a responder por correo, por teléfono o vía internet las preguntas del Censo “si no quiere que le lleguen a tocar la puerta”.

El jornalero sugirió a los promotores del Censo 2020 que es necesario recalcar que “la oficina del Censo no tiene nada que ver con la migra”.

El Censo 2020 comenzó con el conteo de comunidades rurales de Alaska el 21 de enero.

Del 30 de marzo al 1 de abril trabajarán en la “difícil” tarea de contar personas desamparadas en calles, parques o estacionamientos en donde muchos duermen en vehículos.

En el conteo de personas “sin techo” 2019, de la Autoridad de Servicios para Desamparados de Los Ángeles (LAHSA), indica que en el Norte de Hollywood deambulan 620 residentes en desamparo.

A partir del primer día de abril todos los hogares estadounidenses deberán tener el cuestionario del Censo 2020.

Nury Martínez, presidenta del concejo municipal de Los Ángeles, representa el distrito 6 que cubre parte del Norte de Hollywood.

La primera presidenta latina en toda la historia del concejo municipal angelino sabe que en el Censo 2020 sus residentes “difíciles de contar” están más “reacios” a participar por la “fallida” pregunta de “ciudadanía” de Trump.

“El daño ya está hecho”, declaró Martínez quien para tratar de revertir el “efecto pánico” en indocumentados aconsejó que “no tienen nada que temer”.

La concejala de raíces mexicanas externó que cada inmigrante mostró un “inmenso coraje” por “una vida mejor para ellos y sus hijos” al emigrar de su lugar de origen.

Y el Censo es para “que usted, sus hijos y su comunidad tengan los fondos que se merecen”, afirmó Martínez.

De mayo a julio equipos del Censo visitarán las viviendas de las personas que no respondieron.

Gloria Saucedo, directora de la organización Centro México, dijo a La Opinión que su entidad participará en ir “casa por casa” para que “nuestra gente” colabore en responder.

“Mucha gente piensa que en el formulario tiene que decirle al gobierno: estoy aquí; pero sin papeles”, indicó Saucedo.

Esa “desconfianza” es una de las razones por las que cree que, en su zona de activismo, Norte de Hollywood y Van Nuys, es más difícil que el Censo reciba las respuestas.

“El Censo es para devolvernos en servicios públicos los impuestos que pagamos los que tenemos y no tenemos documentos”, aclaró.

Por su parte, Patricia Ramos, vocera del Centro Regional del Censo en Los Ángeles, dijo a La Opinión que el conteo es para saber cuántas personas viven en las ciudades para asignar “el presupuesto adecuado a hospitales o escuelas”.

Ramos imploró a las personas indocumentadas que “por favor tengan confianza de responder al Censo”.

Norte de Hollywood

“North Hollywood” es un vecindario del Valle de San Fernando en el cual según las cifras más recientes (2008) del Departamento de Planificación de Los Ángeles la población es de 87,241.

En el Censo del 2010, al que respondieron 77,848 residentes, los segmentos étnicos en el área de 5.87 millas cuadradas eran: 57.7% latinos; 27% blancos no hispanos; 5.7% asiáticos y 5.6% afroestadounidenses, entre otros.

Entre la mayoría latina del Norte de Hollywood, 36,144 nacieron en el extranjero de los cuales el 43.2% son de México y 16% de El Salvador, entre otros.

El promedio de ingresos por hogar es de 42,791 dólares que es igual en toda la ciudad de Los Ángeles.

El propósito del Censo 2020 es saber las cifras actuales.