Expulsan a una empleada de una guardería por escribir en la barriga de un bebé: “Mamá no tengo pañales”

La madre sacó a los niños de este centro de Florida

Expulsan a una empleada de una guardería por escribir en la barriga de un bebé: “Mamá no tengo pañales”
La madre publicó a través de su cuenta de Facebook la imagen del niño con su cuerpo pintado.
Foto: Facebook/Heather Chisum / Cortesía

Una guardería de Florida despidió a uno de sus empleados después de que una madre descubriera que su bebé tenía escrito en su barriga: “Mamá, se me acabaron los pañales, por favor lee mi informe”.

La directora ejecutiva del Centro de Educación Infantil de las Islas, Cindy Carter DeCosta, indicó a través de un comunicado que son “conscientes del incidente en la escuela y lamentamos mucho la angustia que ha causado a la familia involucrada, así como a todas nuestras familias”.

Heather Chisum, de 23 años, publicó en su cuenta de Facebook la fotografía con el torso garabateado con un marcador.

“Todos los días, cuando recojo a Fin y Milo de la guardería, ponen un informe diario en la lonchera de Milos. Dice en qué estado de ánimo se encontraba ese día, a qué hora le cambiaron los pañales y si necesita pañales o toallitas”, explicaba Chisum.

Luego, agregó que desconocía si alguno de esos informes se había extraviado, pero que ningún miembro del personal de la escuela de Sanibel (Florida) le había informado sobre la necesidad de comprar más pañales cuando recogió a Milo.

“Soy madre soltera con un trabajo a tiempo completo y dos niños muy pequeños. HAGAN UN RECLAMO POR NO LEER EL INFORME CADA DÍA. ‘Hey Heather, tu hijo necesita pañales, tal vez te perdiste el informe’ hubiera sido mejor”, agregó en su mensaje publicado en redes sociales.

Chisum comentó que había frotado la piel de su pequeño varias veces para quitar los restos de pintura en su barriga, pero no pudo. Por eso, dijo que se vio obligada a cancelar los planes de ir a la playa.

Según informó News-Press, Chisum ha sacado a sus dos hijos de la escuela.

DeCosta calificó el incidente como “una violación de la ética profesional por parte de la maestra”.

“Somos conscientes del incidente en la escuela y lamentamos mucho la angustia que ha causado a la familia involucrada, así como a todas nuestras familias. Fue una brecha de nuestra ética profesional por parte del maestro. La escuela ha tomado medidas inmediatas para sacar a la maestra de la escuela. Estamos revisando los protocolos que ya existen para garantizar que nada de esto vuelva a ocurrir. Estamos orgullosos de nuestra escuela, amamos a nuestros estudiantes y estamos ansiosos por hacer de nuestra escuela un lugar mejor a medida que avanzamos. Nos hemos reunido con la familia involucrada, entendemos y compartimos sus preocupaciones y les hemos asegurado que sus hijos siempre serán bienvenidos aquí”, reza el comunicado difundido por la escuela.