¿Es saludable consumir jugo de naranja?

Piérdele el miedo a consumir un vasito de jugo de naranja diariamente, conoce las maravillas que hará por tu salud

El jugo de naranja aporta una gran dosis de vitamina C, ácido fólico y antioxidantes.
El jugo de naranja aporta una gran dosis de vitamina C, ácido fólico y antioxidantes.
Foto: Pixabay

En los últimos años se han desatado muchas contradicciones acerca del consumo de jugos naturales, la actual tendencia de vida saludable relaciona a los jugos como bebidas dulces, con altos niveles de azúcar. Y si esta información es verídica, especialistas en nutrición declaran que una taza de jugo de naranja, contiene cerca de 21 gramos de azúcar; si nos basamos en el plan dietético creado por Weight Watchers, beber una taza de jugo de naranja es lo equivalente a comer un tazón pequeño de pasta o dos galletas de chocolate. 

En el caso específico del jugo de naranja existen muchos mitos y realidades sobre sus beneficios para la salud. No en vano nuestras madres diariamente nos dejaban un pequeño vaso de jugo de naranja como parte indispensable de un buen desayuno ¿La razón? Evitará que te enfermes. Si has evitado beber jugo de naranja y lo limitas a ocasiones especiales, seguramente te resultará interesante lo que dicen los especialistas al respecto. Especialistas en el tema como es el caso de Bonnie Taub-Dix, autor del libro Read It Before You Eat It y creador de BetterThanDieting.com, declara que siempre será un hábito más saludable consumir la fruta entera, sensorialmente y nutricionalmente es mucho mejor. Sin embargo uno de los grandes problemas de salud en la sociedad actual, sobretodo en la estadounidense se encuentra en el bajo consumo de frutas y verduras; por lo que el jugo de naranja representa una opción saludable que brindará muchas vitaminas y minerales que el organismo necesita de manera indispensable. 

Los beneficios para la salud del jugo de naranja:

1. Obtendrás la dosis recomendada de vitamina C

Con el simple hecho de beber un vaso pequeño (aproximadamente de 6 onzas) de jugo de naranja natural y recién exprimido, estarás obteniendo un poco más de la dosis diaria recomendada para mujeres y hombres de vitamina C. Este vasito de jugo brinda 93 mg de vitamina C, si estás embarazada o lactando consume un vaso grande. Es difícil encontrar estos niveles de vitamina C en otros alimentos, los más cercanos son: la toronja, el kiwi, los pimientos verdes y rojos. Entre las principales bondades de la vitamina C para la salud se destaca por ser sus beneficios para fortalecer al sistema inmunológico, por lo que tendrás una gran barrera protectora contra gripes y resfriados. También es clave para la cicatrización y sanar heridas de manera más rápida, a la vez estudios demuestran que su gran poder antioxidante es un buen aliado para prevenir o retrasar ciertos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Por último y no menos importante la vitamina C es el mejor aliado para absorber correctamente el hierro en la sangre.

2. Es una de las mejores fuentes de ácido fólico

Los especialistas señalan la importancia del ácido fólico para la salud de la mujer, la recomendación es consumir al menos 400 mcg de ácido fólico el cual con la dieta correcta se puede obtener a través de los alimentos o bien se puede tomar como suplemento. A la vez es una sustancia clave para mantener la sangre saludable y promover el crecimiento de los glóbulos rojos. Una taza de jugo de naranja cumple con el 15% de la dosis diaria recomendada de ácido fólico. 

3. Aporta muchas vitaminas y minerales adicionales

Sabemos que la vitamina C es la protagonista del jugo de naranja, sin embargo es una bebida que se caracteriza por su alto contenido en vitamina A, vitaminas del grupo B, potasio y magnesio. Este combo de nutrientes es indispensable para mejorar el funcionamiento general del cuerpo y aumenta el rendimiento físico y mental. Esta riqueza en vitaminas y minerales mejora la asimilación de otros nutrientes y ayuda a reducir estados de fatiga y cansancio. Su alto contenido en potasio influye de manera positiva para regular la hipertensión y contribuye al funcionamiento normal de los músculos. 

4. Reduce el riesgo de cálculos renales

Según un estudio reciente el consumo diario de jugo de naranja es un buen amigo de la salud renal, su alto contenido en una sustancia llamada citrato de potasio, se une al calcio que contiene la orina y es un gran aliado para evitar la formación de cálculos renales. Esta comprobado que este hábito alimenticio reduce en un 12% el riesgo de la aparición de los dolorosos cálculos.