Reino Unido prohibirá los autos de gasolina e híbridos

La transformación de la industria automotriz podría comenzar antes de lo esperado gracias a esta medida
Reino Unido prohibirá los autos de gasolina e híbridos
Foto: Pixabay

El gobierno británico compartió que a partir del 2035 quedará prohibida la venta de autos nuevos de gasolina, diésel e híbridos en el territorio.

Esta medida se esperaba implementar a partir del 2040, sin embargo, la fecha se recorrió cinco años antes de lo previsto, en un intento por reducir la contaminación del aire que podría poner fin a más de un siglo de dependencia de los motores de combustión interna.

La decisión ha puesto en apuros a otros sectores, como los productores petroleros, pues con esta transformación la riqueza generada por el oro negro se vería afectada en gran medida y pondría fin a una era del capitalismo del siglo XX.

Sin duda el beneficio más grande sería para los fabricantes de autos eléctricos e incluso para el medio ambiente.

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido, pretende usar el anuncio para elevar las credenciales medioambientales de la localidad, después de que despidió al director de la Conferencia sobre Cambio Climático de la ONU que albergará Glasgow en noviembre, conocida como la COP26.

De acuerdo con el diario El Universal, el gobierno señaló que, bajo consulta previa, adelantará a 2035 el fin de la venta de nuevos autos y furgonetas a gasolina, diésel e híbridos, y en caso de ser posible y necesario, se haría incluso antes del 2035.

No cabe duda que tras el escándalo de saturación de emisiones tóxicas en los autos de Volkswagen en 2015, diferentes países y concesionarias automotrices se han sumado a los planes para reducir este daño a nivel global, y es la Unión Europea quien comienza a poner el ejemplo introduciendo reglas más estrictas sobre el dióxido de carbono.

Aún con estas medidas, y pese a que la demanda de autos eléctricos ha aunentado en el territorio británico, falta mucho para lograr el objetivo, pues Reino Unido sigue siendo el segundo mercado más grande de Europa en donde se realizan las ventas de autos a diésel y gasolina.

La preocupación ahora será la disponibilidad de unidades de recarga para los vehículos eléctricos en el país, sin embargo, el gobierno anunció que destinará 2,5 millones de libras esterlinas (3,25 millones de dólares) para financiar la instalación de más de mil nuevos puntos de recarga para vehículos eléctricos.

**********

Te puede interesar.