Evita estos 5 típicos errores de lavandería para el mejor cuidado de tu ropa

Aunque lavar desgasta las prendas, con estos consejos van a durar más

Cuida tu ropa a la hora de lavarla para que dure más.

Cuida tu ropa a la hora de lavarla para que dure más. Crédito: Sana Saidi | Univision

Lavar la ropa es una de las actividades más demandantes dentro del hogar, tanto así que solemos dedicarle un sólo día para hacerlo de la mejor manera, sin embargo, en muchos casos tenemos errores imperceptibles a la hora de hacerlo que podrían afectar las prendas o que nos harían ahorrar un poco de tiempo y esfuerzo.

1.- ORDENAR LA ROPA

Es posible que muchos puedan sentirse insultados asegurando que siempre lo hacen antes de comenzar, ordenando pilas por color, sin embargo, tenemos que decirles que ese sistema no es suficiente si no se toma en cuenta el material del que estén hechas, así como las posibles manchas a quitar, para evitar que dañen a otras prendas.

En este sentido, lo más recomendable primero, es hacer los bloques usuales de ropa por su color: blanco, negro y tonalidades, para posteriormente dividirlas por tipo de tela, para que aquellas gruesas, con cierres o aditamentos de metal dañen las más frágiles. También lava de manera independiente la ropa de tus niños, ya que suelen ser las más sucias con restos de comida y otro tipo de manchas.

2.- LA TEMPERATURA DEL AGUA

Lavar con agua caliente o tibia puede ser un gran problema para la gran mayoría de las prendas, por lo que es más recomendable hacerlo con agua fría. Sin embargo, eso no quiere decir que el agua caliente sea la villana de la lavandería, sólo debes tener cuidado en qué prendas usarlas.

Ropa usada, sábanas, fundas de almohadas, calcetines, telas sintéticas y, cualquiera de ellas, con manchas muy profundas, pueden ser fácilmente limpiadas con una temperatura tibia. Telas de algodón, lana o nuevas, es mejor lavarlas con agua fría para su mayor durabilidad.

Antes y después de lavar, es bueno acomodar tu ropa. / Crédito: Sarah Brown – Fuente: Unsplash

3.- ALEJA LOS CIERRES Y GANCHOS DE TU ROPA

Los pantalones o prendas con cierres son los enemigos silenciosos de todas las demás prendas, mucho más si les sumamos los pesados jeans, podrían desgarrar tu ropa durante su lavado en un dos por tres, por lo que de ser posible apártalos de cualquier otra tela que pudiera lastimarse con ellos. No te olvides que la lencería también tiene ganchos, así que esta ropa interior también debe ser lavada aparte.

4.- PRODUCTOS DE LIMPIEZA

Lavar la ropa no es barato, sin duda, pero si quieres que tu ropa dure mucho, es mejor cuidarla con los productos especializados para cada una y, sobre todo, saber cómo ocuparlos. El cloro es un limpiador delicado, por lo que si vas a utilizarlo, te recomendamos hacerlo hasta tu última carga para que no te arriesgues en que afecte en despintar otras prendas. Las toallitas suavizantes ayudan para eliminar la estática de tu ropa.

5.- QUÉ HACER DESPUÉS DE LAVAR

Doblar las prendas húmedas o plancharlas inmediatamente o usarlas es lo peor que puede hacer. Así que asegúrese de dejar que la ropa parcialmente humedecida o húmeda se seque antes de usarla o guardarla en su armario. Los bastidores de secado son fáciles de instalar, livianos y perfectos para manejar con seguridad sus delicadas prendas. Por lo tanto, es posible que desee invertir en unos pocos para agregar una ventaja a sus esfuerzos de lavandería.

En esta nota

casa habitos Hábitos saludables Hogar lavandería Lavar ropa limpiar limpiar la casa limpieza limpieza de casa ropa vivienda

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain