Condado de Ohio va a necesitar otra morgue para los muertos por sobredosis de fentanilo

28 personas murieron por sobredosis de fentanilo en 10 días en el condado de Franklin
Condado de Ohio va a necesitar otra morgue para los muertos por sobredosis de fentanilo
El mortífero fentanilo puede ser fácilmente confundido con otras drogas, como la cocaína.
Foto: CBP

Si las muertes por sobredosis de opioides no disminuyen en el condado de Franklin, Ohio, puede ser necesaria una morgue temporal para almacenar los cuerpos, reporta CNN.

El condado ha visto 23 muertes por sobredosis del 31 de enero al 7 de febrero, dijo la doctora Anahi Ortiz, forense del condado, en un comunicado en su página de Facebook. Al día siguiente, el condado tenía cinco más, para sumar 28 muertes en apenas 10 días.

La mayoría de las muertes probablemente se debieron al fentanilo, dijo Ortiz.

Los técnicos de la morgue están “trabajando constantemente [y] no almuerzan” para mantenerse al día con las muertes por sobredosis, dijo la forense del condado a WSYX, afiliada de CNN.

Si la tasa de sobredosis se mantiene al mismo ritmo o empeora, el condado puede tener que traer una morgue temporal para el almacenamiento de los cuerpos, dijo Ortiz.

Ortiz instó a quienes necesitan tratamiento a visitar el sitio web de información sobre crisis de opiáceos de la ciudad de Colombus.

El opioide sintético fentanil, desarrollado originalmente como anestésico para cirugía, es el medicamento más mortal en Estados Unidos según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC).

Es hasta 100 veces más potente que la morfina, y solo 0,025 miligramos pueden ser mortales.

Si bien el condado de Franklin generalmente tiene una o dos muertes por sobredosis en un día, Ortiz dijo en Facebook que en un período de 26 horas en septiembre de 2019 vio a 10 personas morir de sobredosis.

Ese año, las muertes por sobredosis en el condado aumentaron un 15% respecto al año anterior, y el 90% estaban relacionadas con los opioides.

El aumento de las muertes se produce en medio de un plan conjunto del Condado de Columbus-Franklin, iniciado en 2017, para combatir la epidemia de opioides en el estado.

La epidemia de opioides es un problema nacional. Según el Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas, se estima que más de 130 personas mueren todos los días en Estados Unidos después de una sobredosis de opioides.

Los fabricantes y distribuidores de medicamentos se han enfrentado a críticas por ignorar la ciencia sobre el riesgo de adicción a los opioides y por comercializar agresivamente los opioides recetados.