Un gigantesco iceberg se desprendió del glaciar Pine Island en la Antártica

Numerosos fragmentos se separaron del glaciar el 9 de febrero, pero hay uno que mide 136,68 millas cuadradas, el doble que Washington DC

El glaciar Pine Island, junto con su vecino glaciar Thwaites, conecta el centro de la capa de hielo de la Antártica occidental con el océano, descargando cantidades significativas de hielo en el mar.

Estos dos glaciares han estado perdiendo dramáticamente hielo en los últimos 25 años.

Desde principios de la década de 1990, la velocidad del hielo del glaciar Pine Island ha aumentado dramáticamente a valores que exceden los 10 m por día. Su frente de hielo flotante, que tiene un espesor promedio de aproximadamente 500 metros, ha experimentado una serie de eventos de parto en los últimos 30 años, algunos de los cuales han cambiado abruptamente la forma y la posición del frente de hielo.

En el siguiente video puedes ver cómo cambió el glaciar Pine Island en los últimos 20 años, soltando grandes pedazos de la plataforma de hielo mientras su borde retrocede:

El video de arriba muestra el retiro del frente de hielo del glaciar Pine Island, a largo plazo.

Las imágenes fueron adquiridas por el espectroradiómetro de imágenes de resolución moderada (MODIS) en los satélites Terra y Aqua de la NASA entre 2000 y 2020. Puede verse que hay momentos en que el frente parece permanecer en el mismo lugar o incluso avanzar, aunque la tendencia general es hacia la retirada.

En un juego de espera que abarcó varios meses de 2019 y 2020, los científicos observaron cómo crecían grietas en la lengua del glaciar Pine Island de la Antártida. Siempre fue una cuestión de cuándo el glaciar engendraría un nuevo iceberg. En este caso, generó muchos.

La espera terminó el 9 de febrero de 2020, cuando las imágenes de radar de los satélites Sentinel-1 mostraron numerosos icebergs desprendiéndose del glaciar y flotando en la bahía de Pine Island. La pieza más grande, Iceberg B-49, es aproximadamente el doble del tamaño de Washington D.C.

Es la única pieza lo suficientemente grande como para ser nombrada y rastreada por el Centro Nacional de Hielo de Estados Unidos.

Iceberg B-49 en el Glaciar Pine Island
El Iceberg B-49 es aproximadamente el doble del tamaño de Washington D.C. Cortesía Lauren Dauphin/Observatorio de la Tierra/NASA

En el pasado, grandes icebergs se rompían del Glaciar Pine Island de la Antártida cada cuatro o seis años.

Esto ahora ocurre casi anualmente, y los icebergs tienden a romperse más fácilmente en pedazos más pequeños.

Las fracturas indican cuán débil se ha vuelto la delgada capa de hielo, ya que el agua relativamente tibia en Pine Island Bay se está derritiendo en parte desde abajo. El adelgazamiento de la lengua de hielo flotante desestabiliza la plataforma general al reducir el contacto del hielo con los “puntos de fijación” subacuáticos que ralentizan el flujo de hielo e influyen en la forma en que la plataforma se calienta.

Con información del Observatorio de la Tierra de NASA