Este Land Rover Defender de Osprey es una joya todoterreno

Este Land Rover Defender de Osprey es una joya todoterreno
Foto: Osprey Custom Cars

Osprey Custom Cars es una firma especializada en restauraciones y en esta oportunidad ha realizado un trabajo único sobre un Land Rover Defender 110.

La nueva generación del Land Rover Defender ya es una realidad, aunque para los amantes de su silueta más clásica desde Osprey Custom Cars se han encargado de “dejar como nueva” a esta unidad exclusiva del año 1993.

Por fuera los especialistas lo dotaron de un color gris metálico combinado con un negro brillante.

Más allá de contar con luces de LED, también se han incluido unos neumáticos BF Goodrich 265/ 70 R18 con unas llantas especiales.

Una vez dentro del habitáculo, los encargados de Osprey Custom Cars le han sumado unas butacas revestidas en cuero tramado con calefacción y le han añadido una selectora especial a la transmisión.

Además cuenta con una pantalla multifunción central y posee terminaciones cromadas que resaltan el interior combinadas con detalles en piel sobre el panel.

En tanto, el Land Rover Defender 110 monta un poderoso motor V8 de 6.2 litros que desarrolla unos 480 caballos de potencia y trabaja en conjunto con una transmisión automática de seis velocidades.

En tanto, desde Osprey le han incluido elementos mecánicos para optimizar su desempeño, como un radiador de aluminio, un sistema de escape y una suspensión modificada.

Una pieza única todorerreno vuelve a estar como nueva gracias a Osprey Custom Cars.