Develan mural que representa el pasado, presente y futuro del Hospital General de Los Ángeles

La obra del pintor mexicano Manuel Benítez lleva por nombre ‘Una historia de servicio comunitario’.

Develan mural que representa el pasado, presente y futuro del Hospital General de Los Ángeles
El pintor Manuel Benítez Espinoza (c) junto a la supervisora Hilda Solís y otros funcionarios. (Suministrada)
Foto: HIlda Solís / Cortesía

Manuel Benítez Espinoza tenía 30 años cuando vino de visita a Los Ángeles desde su natal Nayarit, México, sin imaginar que esa visita cambiaría su vida.

Él sintió que tenía un problema cardíaco y sin seguro médico una amiga le recomendó que fuera al hospital general LAC+USC Medical Center, localizado en Boyle Heights.

“Ahí me atendieron muy bien, me revisaron y me dijeron que lo que tenía era depresión y no problemas del corazón”, recordó Benítez, quien ahora tiene 62 años.

El personal médico le recomendó que hiciera algo que distrajera su mente. Benítez tenía un interés por la pintura así que, sin esperar mucho, comenzó a realizar sus obras de arte.

“Primero empecé a hacer dibujos y luego a pintar. Pintaba en blanco y negro, pero después me disparé a pintar en color”, contó Benítez.

Su pasatiempo lo disfrutaba tanto que llegó a dominar a la perfección la pintura hasta convertirse en un pintor, escultor y muralista profesional.

Artista y funcionarios celebraron la develación del mural. (Suministrada)

Después de darse a conocer en su natal México, el pintor fue invitado para presentar unas obras de arte en el consulado de México en Los Ángeles y posteriormente a pintar un mural en Lynwood.

El director del hospital general de Los Ángeles LAC+USC comenzó a ver su trabajo y su trayectoria y le ofreció un nuevo proyecto.

“Era hacer un retrato del hospital desde el aspecto humano y la entrega de su gente”, dijo Benítez. “Siento que el destino me trajo de regreso al hospital donde comenzó todo en cuestión de la pintura”.

Historia de servicio comunitario

El jueves se develó en el Wellness Center del LAC+USC Medical Center el mural “A History of Community Service” o “Una historia de servicio comunitario”, pintado en acrílico sobre tela por el pintor Benítez.

La supervisora Hilda Solís, quien estuvo presente para la develación de la obra, dijo que el artista mexicano quedó tan cautivado por el legado de servicio ofrecido en el Centro Médico LAC + USC que aceptó trabajar con miembros de la comunidad para representar con precisión el complejo del campus médico y su historia, a veces problemática, a través de “un mural encantador”.

Solís es la representante del primer distrito que incluye el hospital LAC + USC Medical Center. “Todos nos beneficiamos cuando los departamentos del condado de LA encargan proactivamente obras de arte públicas que reflejan la dignidad y el carácter de nuestros diversos vecindarios”, dijo Solís.

La supervisora felicita al artista Benítez. (Suministrada)

El mural de arte figurativo/narrativo está pintado en acrílico montado sobre tela en bastidores de madera. Se divide en cuatro cuadros de cuatro por tres metros cada uno.

Las imágenes coloridas llaman mucho la atención, pero impacta más su significado.

El primer cuadro representa cuando las enfermedades, como la influenza, eran difíciles de controlar y unas monjas comenzaron a asistir a los enfermos. En la imagen también se ven las carretas que llevaban a los enfermos. Posteriormente se habla de cómo el hospital fue mejorando al mismo tiempo que la ciencia avanzaba.

La tercera imagen del mural, que para muchos puede parecer fuerte, representa como las mujeres latinas fueron esterilizadas sin su consentimiento.

“Es como una forma de disculpa pública que el hospital hace para que no se vuelva a repetir”, dijo Benítez.

El muralista dijo que su hija fue la que modeló y en la pintura se le ve sosteniendo la imagen de un sistema reproductivo femenino.

“Ella no podía quedar embarazada y después de posar para esta pintura me llama y me dice que esta embarazada… No sé, tal vez fue una señal de algo bueno demostrar esto”, pensó Benítez.

El último cuadro refleja las caritas de varios niños y doctores realizando una operación. Esto es en símbolo de que el hospital atiende a todas las personas sin importar condición social, etnia o edad, dijo Benítez.

La supervisora Solís agradeció al Centro Médico LAC + USC, a la Fundación Centro Médico LAC + USC y al Centro de Bienestar por su liderazgo en este proyecto. “El resultado es un hermoso mural que inspirará y elevará a generaciones de futuros visitantes”.