Juez determina que Ken Cuccinelli fue nombrado ilegalmente director de USCIS; echa atrás algunas decisiones migratorias

La decisión es un duro golpe a la Administración Trump a una de sus piezas clave en asuntos migratorios

Ken Cuccinelli es subsecretario interino en Seguridad Nacional.
Ken Cuccinelli es subsecretario interino en Seguridad Nacional.
Foto: Win McNamee/Getty Images

El juez Randolph Moss, del Tribunal de Distrito en Washington, D.C., dictaminó este domingo que Ken Cuccinelli fue designado ilegalmente como director de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), por lo que invalidó algunas de sus decisiones en materia migratoria, relacionadas con peticiones de asilo.

En su orden de 55 páginas, el juez Moss consideró que Cuccinelli “no fue legalmente” nombrado en 2019 como director interino, ya que violó la Ley Federal de Reforma de Vacantes de 1998.

Agregó que el funcionario, una de las piezas clave de la política migratoria del presidente Donald Trump, no era elegible para convertirse en director interino del USCIS, porque el puesto de subdirector principal que asumió inicialmente no era un trabajo de “primer asistente”, tal como lo define la ley de 1998.

“Cuccinelli no califica como ‘primer asistente’, porque se le asignó el papel de director el primer día y, por diseño, nunca ha servido y nunca servirá en una capacidad subordinada a cualquier otro funcionario del USCIS”, escribió Moss en su orden.

Además, el juez anuló una directiva que Cuccinelli emitió el año pasado para reducir el tiempo que los solicitantes de asilo en los llamados procedimientos de “miedo creíble”.

La orden de Moss surgió de una demanda presentada por el Centro de Refugiados e Inmigrantes para Servicios Educativos y Legales (RAICES) en nombre de cinco solicitantes de asilo hondureños y sus hijos que recibieron decisiones negativas de miedo creíbles por parte de los oficiales de asilo.

De este modo, el juez desechó esas decisiones, así como las órdenes de deportación expedita emitidas contra los cinco solicitantes de asilo, y ordenó al USCIS que procesara sus casos nuevamente.

“Hasta que ocurra una entrevista legalmente suficiente a la persona, los demandantes no están sujetos a remoción acelerada”, indica la decisión. “El Tribunal, en consecuencia, desalojará su determinaciones negativas de miedo creíble (y cualquier orden de expulsión que se base en esas determinaciones) y reenviará sus casos a USCIS para procedimientos dicionales consistentes con esta decisión”.

Sin embago, el juez Moss precisa que otros peticionarios de asilo no son parte de este caso.

“El Tribunal no está convencido de que deba extender este alivio a otros asilados”, apuntó. “Esos individuos no son parte de este caso, ni este caso es una acción colectiva”.

A pesar de dicha especificación, la organización RAICES señala que trabaja con sus abogados, ya que el nombramiento ilegal de Cuccinelli debería impactar a sus decisiones, las cuales “deberían ser revertidas”.

Ni USCIS ni el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) se han declarado al respecto, por lo que no queda claro cómo afectará la decisión en el puesto como subsecretario interino de Cuccinelli, así como otras políticas que impulsó, incluida la “carga pública” y varias reglas para endurecer procesos de visas.